Non food | Puig reorganiza su estructura y se fija alcanzar los 3.000 millones en 2023

La compañía ha creado tres divisiones: Beauty and Fashion, Charlotte Tilbury y Derma, todas ellas operativas a partir de 2021.

Nueva victoria de Puig: gana en apelación contra Yodeyma
Sede de Puig

Puig cerrará a la baja este 2020 influida por el impacto de la Covid-19 en su negocio. En concreto, según informa la compañía, prevé pasar de los 2.000 millones de euros en 2019, a los 1.500 millones de este año. A medida que los efectos de la pandemia empiecen a retroceder, la firma espera un "importante repunte" de su negocio superando en 2021 su cifra récord del pasado ejercicio. Asimismo, tiene como objetivo llegar a los 3.000 millones de euros en 2023 y apunta a superar los 4.000 millones en 2025.

Para ello, la compañía de belleza y moda ha reorganizado su estructura empresarial con la creación de tres divisiones: Beauty and Fashion, Charlotte Tilbury y Derma, todas ellas operativas a partir del 1 de enero de 2021.

La división Beauty and Fashion estará formada por las marcas Paco Rabanne, Carolina Herrera, Jean Paul Gaultier, Nina Ricci, Dries Van Noten, Penhaligon’s y L’Artisan Parfumeur; las licencias de belleza de Christian Louboutin y Comme des Garçons Parfums, así como por las marcas Lifestyle Adolfo Dominguez, Antonio Banderas, Shakira o Benetton. El negocio de fragancias de estas marcas posiciona a Puig en el quinto lugar mundial de la perfumería selectiva con una cuota de mercado cercana al 10% y con tres marcas en el top 20 del ranking global.

La división Charlotte Tilbury integrará esta marca de belleza cuya participación mayoritaria fue adquirida el pasado mes de junio por Puig.

La recién creada división Derma incorporará las compañías Uriage y Apivita, en las que Puig tiene una participación mayoritaria; además de la participación del 50% en Isdin. El conjunto de estas tres marcas sitúa a la compañía en tercer lugar del sector dermocosmético de venta en farmacias en Europa.

PENETRACIÓN DIGITAL

De cara a 2025, la firma estima que el portfolio tenga dos marcas cercanas a los 1.000 millones de ventas (Paco Rabanne y Carolina Herrera), dos marcas en 500 millones (Isdin y Charlotte Tilbury); además de otras como Jean Paul Gaultier, Penhaligon’s, Dries Van Noten, Uriage, Apivita, L’Artisan Parfumeur y la licencia de Christian Louboutin, entre los 100 los 500 millones. En este contexto, la compañía prevé un "crecimiento significativo" debido a la penetración digital y al crecimiento en China, que supondrán el 30% y el 25% de las ventas, respectivamente, en esa fecha.

Asimismo, Puig tiene firmados acuerdos que le permitirán alcanzar posiciones mayoritarias en compañías en las que tiene actualmente una presencia minoritaria, como es el caso de Loto del Sur en Colombia o Kama Ayurveda en la India.

En 2019, la compañía registró unos beneficios después de impuestos de 226 millones. Sus productos se venden en más de 150 países de todo el mundo.

Lo más

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña