Retailers | El juez imputa al exCEO de Dia, Ricardo Currás, por alteración en las cuentas

El exconsejero delegado de la compañía habría maquillado 52 millones de las cuentas para poder cobrar su bonus. También están investigados -antes imputados- su número dos, Amando Sánchez Falcón; el auditor de sus cuentas de 2017, Carlos Peregrina García, de KPMG; los directores comerciales Luis Martínez Gallardo y Juan Cubillo y el director financiero Antonio Arranz Martín.

Ricardo Currás
Ricardo Currás

La Audiencia Nacional ha citado como investigados -la figura procesal conocida anteriormete como imputados- al exconsejero delegado de Dia, Ricardo Currás, y a cuatro miembros de su cúpula directiva, entre ellos su número dos, Amando Sánchez Falcón, después de que la Fiscalía los haya acusado de urdir un plan para maquillar las cuentas a través de "prácticas contables irregulares".

En el auto, divulgado hoy por la Plataforma de Afectados de Dia -creada por el bufete de abogados Gesico en nombre de varios accionistas minoritarios-, y que recoge Efe, se incluye al auditor de sus cuentas de 2017, Carlos Peregrina García, de KPMG; así como a los directores comerciales Luis Martínez Gallardo y Juan Cubillo y al director financiero Antonio Arranz Martín.

Según explica el juez instructor en el auto, "para la consecución de los objetivos propuestos para el ejercicio 2017, dado que las cifras propias del ejercicio no alcanzaban los mismos y se produciría un importante descenso en la cifra del Ebitda, Currás ideo un plan -que en parte implicaba la utilización de prácticas irregulares previas- para alterar ciertas magnitudes con reflejo directo" en este balance, "lo que le proporcionaba una apariencia de sólida gestión y alcanzar el cobro del variable por objetivos". Es decir, que el exCEO de la compañía habría maquillado las cuentas para poder cobrar su bonus.

La investigación detecta cuatro de esas prácticas que imputa directamente al exCEO de la compañía: Previsión de ingresos no justificados procedentes de negociación con proveedores por importe de 6,3 millones de euros; una incorrecta contabilización de ingresos derivados de cargos de proveedores de marca propia que asciende a 21,7 millones; la eliminación no justificada de la provisión de Facturas Pendientes de Recibir por 18,3 millones de euros y el pago de bonus y gratificaciones al personal no provisionados de hasta 5,5 millones de euros.

"El resultado final del plan trazado y ejecutado, conllevó que las cuentas individuales de Dia en el ejercicio 2017 ofreciesen una imagen que no se correspondía con la real de la matriz, lo que se trasladó a las cuentas consolidadas del ejercicio, así como tuvo reflejo en la proyección de objetivos para el ejercicio 2018", recoge el auto al que ha tenido acceso Europa Press.

Como en 2018 no se conseguía alcanzar la cifra de objetivos, una vez cesado Currás se inició una investigación en Día España para descubrir las causas que motivó la comunicación a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) de la necesidad de una reexpresión de las cuentas de 2017 cuando se cerrasen las de el ejercicio en curso.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña