Retailers | La tienda física se gana la confianza del consumidor

A pesar de la facilidades que ofrece Internet, los españoles tienen claras las ventajas de comprar en los comercios, sobre todo respecto a la seguridad en los pagos.

Interior de un supermercado
Interior de un supermercado

Ya os comentábamos recientemente la preferencia de los españoles a la hora de realizar sus compras en tiendas físicas, a pesar de las facilidades que ofrece Internet. Un estudio de Axis Communications apunta a cinco factores concretos que explican este hecho y que confirman que en 2020 los consumidores seguirán acudiendo a los comercios.

1.- Contacto directo con el producto: al desplazarse al lugar físico, a la tienda, se tiene la posibilidad de comprobar si es la talla adecuada, observar si sienta bien, si el color es realmente el que se estaba buscando… Esta opción pone el producto en las manos del cliente y eso es un valor al que la mayoría no está dispuesta a renunciar, al menos por ahora.

2.- Relación humana con el dependiente: esta es otra de las razones para que sean muchas y muchos los que siguen inclinándose hacia la opción física. El estudio de Axis revela que un 80% de los compradores valora contar con una persona que asesora, que orienta sobre los productos con los que cuentan en la tienda e incluso ofrece consejo sobre cuál es mejor y siempre con una sonrisa en la cara.

En una tienda física tan solo hay que acercarse a la caja con el ticket para cambiar el objeto que se compró, o directamente devolverlo

3.- Sencillez en el cambio o devolución: sin esperas, en el momento y al instante. En una tienda física tan solo hay que acercarse a la caja con el ticket para cambiar el objeto que se compró, o directamente devolverlo porque ya no encaja con los gustos del consumidor. Cuando se realiza una compra online este proceso se ralentiza, ya que primero tienen que venir a recogerlo, y después esperar hasta recibir el cambio o que reintegren el dinero en la cuenta, en el caso de devolución. Un motivo de peso para que el usuario siga teniendo preferencia para acudir hasta un establecimiento, en vez de quedarse delante del ordenador.

4.- Realizar ejercicio físico: la modernidad y la comodidad de la red están poniendo zancadillas al movimiento. Las personas cada vez se mueven menos, y antes que acudir a una tienda prefieren realizar sus compras desde casa. Por tanto, disfrutar de una tarde de compras es, a la vez, una forma irrechazable de hacer ejercicio físico y pasar un buen rato fuera de casa.

A pesar de que las transacciones online son cada vez más seguras, siempre existe el miedo de qué puede pasar con nuestros datos

5.- Más seguridad de pago: la seguridad de los pagos es un punto esencial a la hora de realizar compras, por lo que es otro factor a favor de las tiendas físicas. A pesar de que las transacciones online son cada vez más seguras, siempre existe el miedo de qué puede pasar con nuestros datos, algo que, al pagar directamente en la caja de una tienda, ya sea con efectivo o con tarjeta, es menos probable que en el mundo digital y, por tanto, más seguro.

"La inmediatez, tanto a la hora de comprar el producto como de realizar un cambio o devolución, unido al hecho de poder ser aconsejados por el personal de la tienda, son los principales puntos fuertes que hacen que el comercio tradicional se mantenga como una de las opciones favoritas de los consumidores de cara a las temporadas de compras como las rebajas", señala Alberto Alonso, responsable de desarrollo de negocio de Retail para el territorio de Iberia en Axis Communications.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña