Retailers | Mercadona dirá adiós a las bolsas de plástico en abril

La enseña avanza a este mes la sustitución total de sus bolsas de plástico por otras de papel y material reciclado.

Una empleada de Mercadona introduce varios artículos en una bolsa de papel
Una empleada de Mercadona introduce varios artículos en una bolsa de papel

Mercadona culminará en abril de este año la sustitución definitiva en todas sus tiendas de las bolsas de plástico actuales por otras de papel, rafia y bolsas reutilizables y reciclables que, además, están fabricadas con 3.000 toneladas de plástico procedente de los embalajes recuperados en sus tiendas, informa la compañía.

El objetivo es implantar esta medida, que se inició en 2018 en 66 tiendas ubicadas en Valencia, Vizcaya, Barcelona, Cantabria, Baleares, Ceuta y Melilla, al resto de la cadena de manera progresiva. La ampliación comenzará durante este mes de febrero en Cataluña, Madrid y Navarra, y se irá ampliando hasta llegar a las más de 1.600 tiendas a mediados del próximo mes de abril.

La firma explica que gracias a clientes, empleados y proveedores ha sido posible poner en marcha esta iniciativa de Economía Circular "donde prima el aprovechamiento de los recursos, la reducción, la reutilización y el reciclaje para alargar la vida de los materiales y evitar que acaben en el vertedero", señala.

Un cliente de Mercadona introduce su compra en una bolsa de plástico reciclado
Un cliente de Mercadona introduce su compra en una bolsa de plástico reciclado / Mercadona

Con esta medida, los clientes de la cadena podrán escoger para realizar su compra diaria entre la tradicional cesta de rafia de 50 céntimos, una bolsa de papel de 10 céntimos y una bolsa reutilizable y reciclable con un contenido de plástico reciclado entre el 50% y el 70%, también de 10 céntimos.

UN MUEBLE ADAPTADO

Además, la compañía ha instalado un nuevo mueble para las bolsas de plástico que utilizan los compradores en las secciones de frescos, dotado de un nuevo sistema dispensador que reduce el despilfarro de las mismas. El mecanismo de reposición es más fácil e intuitivo que el anterior, facilitando esta tarea al trabajador de la sección. Asimismo, está previsto que estas bolsas sean sustituidas por otras de material compostable antes de 2021. Mientras tanto, la compañía ha suprimido la zona de precorte para disminuir la cantidad de plástico que quedaba en el soporte y que era desechada.

Mercadona recuerda que en 2011 fue la primera empresa de su sector en introducir iniciativas para reducir la utilización de las bolsas de plásticos de un solo uso, y un año antes, en 2010, fue pionera en el reciclado de plástico con proyectos como el abordado conjuntamente con el proveedor SPBerner para incorporar una nueva línea de menaje (cubos, barreños, palos de escoba y fregonas), fabricada con el plástico recuperado de los invernaderos.

ESTRATEGIA SOSTENIBLE

Como parte de su Plan de Responsabilidad Social, Mercadona trabaja en el Proyecto de Distribución Urbana Sostenible y la mejora de la calidad del aire en las ciudades mediante camiones y furgonetas propulsados por tecnologías más limpias y eficientes, así como en la construcción de cubiertas ajardinadas y jardines verticales en sus tiendas.

La enseña cuenta con un Sistema de Gestión Ambiental propio para la optimización logística, la eficiencia energética y la reducción de residuos

Otra línea estratégica es la sostenibilidad medioambiental. Para ello, la enseña cuenta con un Sistema de Gestión Ambiental propio, enfocado a la optimización logística, la eficiencia energética y la reducción de residuos. Parte de este sistema está basado en los principios de la Economía Circular y busca conjuntamente con los proveedores la conversión de los residuos en nuevos recursos.

Además, Mercadona colabora con más de 170 comedores sociales y 60 bancos de alimentos y otras entidades sociales de toda España, a las que dona diariamente alimentos, y participa en campañas de recogida de alimentos. Igualmente, trabaja con más de 28 fundaciones y centros ocupacionales en la decoración de sus tiendas con murales de trencadís, elaborados por más de 1.000 personas con discapacidad intelectual.

Desde 2009, la compañía valenciana es miembro del Foro Europeo de la Distribución para la Sostenibilidad (REAP) y desde 2011 forma parte del Pacto Mundial de Naciones Unidas para la defensa de los valores fundamentales en materia de Derechos Humanos, Normas Laborales, Medio Ambiente y Lucha contra la Corrupción.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña