Retailers | ¡Increíble! La propuesta que revolucionará el ecommerce

El retailer holandés Picnic propone enviar los pedidos online en menos de cinco minutos. La idea se llama Hyperloop of Things.

Miramos a Amazon o a El Corte Inglés y siempre nos referimos a sus entregas ultrápidas de menos de una hora cuando hablamos de sus estrategias online. Pero lo que propone el retailer holandés Picnic ya es imbatible: comprar y tener tu pedido en tu casa en menos de un minuto. Pongan aquí el emoticono de asombro. Mejor, pongan varios...

Picnic ha estado trabajando secretamente durante los últimos tres años en un proyecto llamado Hyperloop of Things, que viene a ser una evolución de Internet of Things. Hyperloop es un concepto que define lo que muchos hablan como el transporte del futuro, basado en tubos al vacío donde circulan a grandes velocidades todo tipo de vehículos o cápsulas propulsadas por aire comprimido. Aplicado al retail y lo que propone Picnic, usaríamos tubos similares para llevar a los domicilios de los consumidores sus pedidos hechos online. Sin necesidad de repartidores o de furgonetas de reparto... ¿cómo?

El retailer holandés habla de una "versión simplificada de Hyperloop" y lo denomina HOTPO: Hyperloop of Things, Picnic on Demand.

Las primeras pruebas se han hecho en la localidad de Gouda, en una urbanización de nueva construcción. En ella se colocaron al mismo tiempo los tubos subterráneamente junto a las instalaciones básicas de agua, luz y gas. Así, se empezó a enviar pedidos desde un minicentro de Picnic cercano directamente a las viviendas a través de cápsulas que 'viajan' por los tubos. "Rápido, seguro y eficaz", dice la compañía. Picnic habla de hacer entregar en menos de un minuto, aunque hay que sumar el tiempo que se tarde en preparar el pedido. Con todo: envío de récord...

Los tubos en sí son bastante simples en diseño y solo necesitan ser herméticos. Por el momento, la cápsula puede alcanzar una velocidad máxima de 365 km/h, pero se está probando una velocidad mayor. En teoría, "esto significa que un cliente tendrá sus compras en menos de un minuto", afirma Picnic.

Tras las primeras pruebas, desde Semana Santa se están recopilando los datos sobre cómo puede ir el servicio. Picnic quiere controlar los tiempos, la eficiencia energética y la satisfacción de los clientes. Si resulta un éxito y Picnic decide apostar definitivamente por ese sistema, la idea es expandirlo a más zonas del país. La siguiente, al parecer, será Diemen (muy cerda de Ámsterdam). Por cierto, para implantar HOTPO es necesario trabajar en zonas urbanas de nueva construcción, ya que en antiguas es imposible debido a los costes que supone 'tocar' las infraestructuras ya creadas.

Centro logístico de Picnic en Diemen
Centro logístico de Picnic en Diemen

¿Por qué no habíamos oído hablar de Picnic?

Es cierto que Picnic ha pasado hasta el momento muy desapercibida en el retail europeo. La empresa cuenta con pocos años de vida, pues nació en 2015, pero está pisando fuerte. De momento, el operador ya trabaja en unas 30 ciudades de Países Bajos, la mayoría en el centro-oeste del país, y acaba de dar el salto a Alemania.

Picnic destaca en el retail holandés por vender a precios bajos, más que su gran rival: Albert Heijn. Para empezar, no cobra costes de envío para pedidos superiores a 25 euros. Funciona con pequeños coches eléctricos de reparto que abaratan considerablemente los costes.

Una repartidora de Picnic
Una repartidora de Picnic

En marzo del año pasado, logró una financiación de 100 millones de euros para el desarrollo de su tecnología y para expandirse, de ahí su salto a Alemania. Su objetivo es convertir en clientes al 15% de los holandeses en tres-cuatro años.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña