Retailers | El sector apuesta por concienciar al consumidor del valor de los alimentos

Mercadona, Simply y El Corte Inglés participan en una mesa redonda junto a Hispacoop y Cecu en busca de fórmulas de colaboración para combatir la pérdida de alimentos.

El sector apuesta por concienciar al consumidor del valor de los alimentos
El sector apuesta por concienciar al consumidor del valor de los alimentos

En Europa se desperdician 89 millones de toneladas de alimentos al año, el 42% en los hogares y el 5% en la distribución. Con este contexto, diversos profesionales del sector, como Mercadona, Simply y El Corte Inglés, y de las organizaciones de consumidores, como Hispacoop y Cecu, han analizado el modo más eficaz de combatir este problema que afecta a toda la cadena de valor. La mesa redonda se ha celebrado en el III Punto de Encuentro de Aecoc contra el desperdicio alimentario.

Margarita Muñoz, del área de Relaciones Externas y Medio Ambiente de Mercadona, explica que resulta “muy complejo” saber qué va a comprar cada día el consumidor y ajustar con absoluta precisión la oferta en el punto de venta. “Estamos aprendiendo a aprovechar el excedente de nuestras tiendas y de nuestros interproveedores aplicando sinergias entre ellos. El excedente de uno puede ser la materia prima de otro”. En este sentido, Muñoz destaca que es importante tener recorrido de mejora y “no darnos por satisfechos”.

Mientras, Diego Copado, director de Comunicación y Relaciones Externas de El Corte Inglés, destaca que la distribución es el eslabón que más eficiencia ha ganado en los últimos años ya que las nuevas tecnologías les han ayudado a controlar mejor las mermas. En concreto, Copado afirma que El Corte Inglés cuenta con un desperdicio alimentario que oscila entre el 0 y el 1%. No obstante, señala que se deben liderar campañas para lograr un mayor grado de responsabilidad en el acto de compra y rebajar el 42% del desperdicio que se genera en los hogares.

Cristina Joven, responsable de Comunicación Externa y Desarrollo Sostenible de Simply, explica que el desperdicio en su compañía es del 0,7% y que, como para cualquier empresa, el gran reto para reducirlo es la gestión de los productos frescos. “Es un tema muy importante porque tiene influencia directa sobre los resultados de las empresas de distribución”. Asimismo, Joven señala que los programas tecnológicos les ayudan a reducir el desperdicio, aunque las personas son un “aliado indispensable”. Por ello, Simply invierte recursos en la formación de sus empleados y en campañas internas de sensibilización y concienciación. “Los datos son buenos pero hay que seguir trabajando para llegar al desperdicio cero”.

Por otra parte, Carmen Redondo, responsable de Consumo de Hispacoop, destaca que los consumidores no son conscientes de la cantidad de comida que se tira en el hogar. Asimismo, Fernando Móner, presidente de Cecu, explica que desde su organización buscan que los compradores sean “racionales y responsables”. En este sentido, afirma que hay que reeducar al consumidor porque se deja influenciar demasiado por los mensajes de la distribución. “A mayor compra se genera mayor desperdicio y hay que sensibilizarles para cambiar esos hábitos, comprar por la calidad, no por la cantidad”.

Todos los participantes en la mesa redonda han destacado la importancia de la colaboración y de hacer pedagogía al consumidor para concienciar del valor de los alimentos y los costes económicos, sociales y medioambientales que supone destruirlo. Asimismo, los representantes de la distribución han asegurado que tienen planes concretos para reducir el desperdicio, que actualmente supone menos del 1% del total de producto comercializado.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña