Retailers | Un spot emotivo, pero también polémico: ¿hay simbología nazi?

Una cadena de supermercados ha tratado de volver a conmover a los consumidores, pero la jugada no ha salido como le gustaría.

Imagen del spot navideño de Edeka para la Navidad 2016
Imagen del spot navideño de Edeka para la Navidad 2016

Va camino en YouTube de alcanzar 10 millones de reproducciones, cuando apenas lleva dos semanas online. La campaña de Navidad de la cadena alemana de supermercados Edeka es más que un éxito y ha conmovido a los consumidores germanos como pocos spots a lo largo de este 2016. Sin embargo, el anuncio se ha visto envuelto en polémica, porque muchos ven en las imágenes algunas referencias de simbología nazi que la compañía ya se ha apresurado en desmentir.

El anuncio invita a los alemanes a olvidarse del estrés y a disfrutar más de la Navidad con los suyos. Una dulce voz en off con un mensaje claro, música emotiva e imágenes de niños tristes por no poder estar con sus padres buscan combinarse para conmover a más de uno. La estrategia ya le funcionó a Edeka el año pasado, cuando lanzó un spot en el que un anciano fingía su muerte para poder ver a sus familiares.

Pero en el spot de este año a Edeka la jugada no le ha salido todo lo bien que quisiera. La culpa la tiene sobre todo la matrícula de un coche que aparece casi al principio del spot. Ese MU SS 420 no ha gustado a muchos que ven en la SS una referencia a las Schutzstaffel o Escuadras de Protección de la época nazi, mientras que el 420 es un número muy usado por neonazis al recordar la fecha de nacimiento de Adolf Hitler: el 20 de abril. La palabra 'muss' (necesario u obligación en alemán) que aparece en la matrícula es entendida como un mensaje subliminal que usa Edeka para transmitir su mensaje más claramente a los consumidores.

 

 

Pero ahí no queda la cosa, porque otro vehículo que aparece en el spot cuenta con una matrícula trasera 'sospechosa'. Su SO LL 3849 no dice aparentemente nada pero algunos analizan que, por separado, se ven los número 84 y 39, también asociados con los neonazis. El primero se entiende como la octava (H) y cuarta letra (D) del alfabeto, que se refieren a "Heil Deutchland" (Viva Alemania). El 39, por su parte, está asociado a Christian Identity (Identidad Cristiana), una interpretación nórdica del cristianismo y claramente antisemita.

Los críticos al anuncio señalan que el spot trata, además, de mostrar "un mundo idílico, transmitiendo de esta manera algunos de los valores de la extrema derecha".

En Alemania, los propietarios de automóviles suelen tener libertad para elegir sus propias combinaciones y letras para las matrículas de sus vehículos, hecho que muchos extremistas han utilizado para mostrar su simpatía al nazismo. Por ello, quienes critican el anuncio no ven casualidad en las combinaciones de las matrículas.

Edeka se ha defendido señalando que las matriculas no son deliberadas. Un portavoz de la compañía ha señalado a la prensa alemana que Edeka "lamenta que se haya generado una impresión equivocada; no era en modo alguno nuestra intención".

Lo más

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña