Retailers | Los supermercados en un proyecto llamado Europa... y pese al Brexit

El reto es profundizar en la unificación de normativas, así como en cuestiones como el etiquetado o los impuestos.

Varios carritos de un supermercado
La distribución alimentaria, importante en la Unión Europea

Más de 3 millones de empresas configuran el subsector de la distribución con base alimentaria en la Unión Europea y registran un volumen de ventas de 5.967 toneladas de productos. De ellas, España aporta 21.883 tiendas de distribución moderna, además de más de 32.300 tiendas de comercio tradicional. Son los números de EuroCommerce, la principal organización europea de la distribución, a la que pertenece la española Asedas.

En un análisis realizado recientemente, EuroCommerce destaca que el sector aporta más de 10 millones de empleos al conjunto de la UE, cerca de un millón en España.

"Como representantes de España en el Comité Económico y Social de la Unión Europea y a través de nuestra presencia en EuroCommerce, desde Asedas trabajamos para profundizar en el desarrollo de este gran proyecto que es Europa, que presenta grandes oportunidades para distribuidores, proveedores y para la sociedad en su conjunto y que no tienen por qué verse amenazadas por circunstancias como el Brexit", afirma Ignacio García Magarzo, director general de Asedas. Y añade: "La distribución, y en concreto la distribución con base alimentaria, es uno de los grandes soportes del mercado único. No solo como creador de riqueza y empleo, sino también como elemento constructor de la identidad europea".

EuroCommerce destaca que los beneficios del desarrollo del mercado único se extienden hacia productores, consumidores y trabajadores. La distribución puede "ayudar a los primeros a acceder a otros territorios y a modernizar sus procesos de producción y acceso al conjunto de la cadena alimentaria", apunta. Los 760.000 agricultores, 3.397 cooperativas agrarias y 28.343 industrias alimentarias que se contabilizan en España pueden formar parte –y muchos de ellos ya lo hacen- de esta apertura sin precedentes.

El mercado único europeo, eso sí, "necesita todavía profundizar en la unificación de leyes y normativas, así como en la eliminación de barreras relacionadas con los trámites administrativos y con cuestiones como el etiquetado o los impuestos". La superación de estos retos tendrá como resultado el "acceso libre a uno de los mercados más grandes del mundo y la posibilidad de competir en condiciones beneficiosas con potencias como Estados Unidos y China".
 

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña