Retailers | Supersol apostará por una cúpula directiva española

El fracaso de la gestión lituana ha llevado a su propietario a optar por esta fórmula para salir de números rojos.

Carritos de Supersol
Carritos de Supersol

Ya os contábamos, el pasado mes de septiembre, los problemas a los que se enfrenta la cadena madrileña Supersol, que lleva varios años de estancamiento económico. Pues bien, su propietario lituano desde 2012, Maxima Group, ha decidido dar la vuelta a esta situación y apostar por directivos españoles que conozcan la industria. Esta es la fórmula con la que busca retomar la senda positiva de la enseña y salir así de números rojos, según informa el diario Vozpópuli.

Las directrices aplicadas por esta firma está claro que no han dado resultado ya que, en 2016 y en 2017, el Grupo Supersol presentó números rojos (6,6 y 1,3 millones de euros, respectivamente). Además, la facturación de los dos últimos ejercicios se ha estancado en 476,4 millones de euros, un 1% menos de los 480 millones que ingresó en 2015.

Por ello, tal y como han indicado fuentes próximas a la compañía, el dueño lituano apuesta ahora "por directivos nacionales que conozcan la industria, que puedan solucionar el estancamiento del negocio y recuperar la senda de los números negros".

LA MIRADA, HACIA ANDALUCÍA

Supersol cuenta con la sociedad Cash Diplo, Cash&Carry y la enseña Supersol con 194 supermercados presentes en gran parte del territorio peninsular, Ceuta y Melilla. Su cuota de mercado es del 1,2% a nivel nacional. Sin embargo, Andalucía, con 145 establecimientos y quinta en la distribución de esta comunidad autónoma, parece que será la 'niña bonita' de la gestión.

La renovación de sus supermercados, que incluye la generación de puestos de trabajo, y el hecho de ser la única cadena que ha bajado los precios en España, según la OCU, juegan a su favor, no cabe duda, pero no es suficiente para la recuperación de la enseña.

La llegada de los nuevos directivos no afectará a la propiedad, sólo a la gestión de la enseña madrileña

En todo caso, la llegada de los nuevos directivos no afectará a la propiedad, sólo a la gestión, especialmente porque el grupo lituano quiere compensar las pérdidas y recuperar su inversión: ha destinado 123,1 millones de euros en los últimos años.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña