Retailers | Nutnut, la boutique de los frutos secos, llega a Madrid

Inspirado en las tostadoras de lujo de Líbano y con más de 100 referencias, busca crear cultura en torno a estos superalimentos.

Dany Sarrouf y Marwan Riachi, propietarios de Nutnut
Dany Sarrouf y Marwan Riachi, propietarios de Nutnut

Ubicado la madrileña calle Bravo Murillo, a escasos metros de la glorieta de Quevedo, ha abierto sus puertas Nutnut, un concepto pionero en España, que está inspirado en las roasteries de Oriente Medio.

El objetivo de este espacio es "romper tópicos en torno a los frutos secos (como que engordan), educar sobre su consumo (mejor al natural o tostados al momento que fritos) y poner en valor sus propiedades tanto organolépticas como nutricionales, recurriendo para ello a un producto fresco, de máxima calidad, seleccionado de su mejor origen posible y tratado de manera artesanal", explica la compañía.

Los artífices de este proyecto son Dany Sarrouf y Marwan Riachi, dos empresarios de origen libanés afincados en Madrid desde hace años y amantes de los frutos secos, que han dedicado parte de su vida y su carrera profesional a recorrer los principales países productores y a estudiar sus diferentes formas de consumo en cada región.

Dos empresarios de origen libanés afincados en Madrid desde hace años y amantes de los frutos secos dan vida a este proyecto

A raíz de estos viajes descubrieron que en Europa no existía una cultura del fruto seco fresco y de calidad, siendo los más habitual tomarlos fritos en lugar de tostados al momento y de manera artesanal como se hace en Líbano, donde en el siglo XVIII se abría la primera roasterie o boutique especializada. España, "el corazón del fruto seco en el continente europeo", ha sido el país elegido por estos dos emprendedores (conocidos entre sus allegados como los Roaster Brothers) para abrir este espacio que nace con vocación de expansión.

MÁS DE 100 REFERENCIAS

La oferta de Nutnut incluye una gama de más de 100 referencias entre frutos secos de cáscara dura (almendras, nueces, pistachos, cacahuetes, anacardos, avellanas, etc.) y frutas desecadas (como arándanos, dátiles, ciruelas pasas, coco y pasas sultanas, entre otras muchas), que se dispensan a granel en un packaging de diseño. El cliente tiene además la opción de confeccionar su propia mezcla u optar por algunas ya diseñadas como el mix Energético, el Exótico o el Corazón, el más indicado para la salud cardiovascular.

Todos los ingredientes han sido traídos directamente de distintos países productores: Irán, California, Chile, Brasil, India, Vietnam, China y España

Todos los ingredientes han sido seleccionados personalmente según su calibre y traídos directamente de distintos países productores: el pistacho es iraní, la almendra española, los anacardos de Brasil, India y Vietnam, las nueces de California y Chile y los cacahuetes de China y España. Los frutos secos se tuestan en verde en el propio establecimiento en una máquina tostadora fabricada a medida en Líbano, con lo que consiguen mantener toda su frescura, sabor y propiedades nutricionales.

Tostadora de Nutnut
Tostadora de Nutnut / Nutnut

Además de al natural y tostados, los frutos secos se ofrecen con distintos aderezos (se aliñan también al instante en el mismo local) entre los que pueden encontrarse sabores clásicos y otros como queso manchego, barbacoa, chili, limón y pimienta o wasabi, y en diferentes elaboraciones como el kri kri, consistente en recubrir el fruto seco con una capa de harina de maíz, para después saborizarla.

En el apartado de dulces destacan los frutos secos y fruta deshidratada cubiertos de distintos chocolates (negro, blanco y con leche), caramelo, coco, canela, yogurt o tiramisú y la repostería tradicional de Oriente Medio como el Malban/Turron libanés, un dulce elaborado artesanalmente a base de frutos secos, muy difícil de encontrar en la capital.

Completa la oferta una carta de desayunos y meriendas (hay tostadas, repostería, zumos naturales y cafés y tés de distintos orígenes), en la que destaca el yogurt de leche fresca con toppings (frutas recién cortadas, frutas desecadas, semillas y frutos secos a elegir) y una carta para picotear entre horas en la que no faltan algunas propuestas saladas como tortilla de patata, hummus, tostas y tabla de quesos con
nueces y pasas además de vinos por copas, cervezas artesanas, vermús y destilados premium.

Barra con las diferentes referencias de Nutnut
Interior de Nutnut / Nutnut

Nutnut cuenta con 100 m² distribuidos en tres áreas: la tienda propiamente dicha, pensada para el take away (en envases al vacío para preservar la calidad, como en Líbano) y en la que son protagonistas tanto el producto a granel como la tostadora, una barra de degustación y una terraza a pie de calle con capacidad para unas 30 personas.

Lo más

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña