Shoppers | Los adolescentes mejoran sus hábitos alimentarios durante el confinamiento

Desde que están en casa, de promedio, el 30% de los jóvenes consume más fruta, verdura y legumbres, aunque sin renunciar a los dulces, según el VII Observatorio Nestlé.

Adolescentes preparando comida
Adolescentes preparando comida

No hay duda. Los dulces –pasteles, bizcochos y galletas– y los snacks –patatas fritas, aceitunas…– han sido la gran tentación de las familias en tiempos de confinamiento, con un incremento de su consumo de casi el 50%. Sin embargo, aunque la mayoría confiesa picar más entre horas desde que están en sus casas, en el caso de los adolescentes, además de sucumbir a estos placeres, de promedio el 30% ha consumido también mayor cantidad de fruta, verdura y legumbres que antes del aislamiento.

Así lo pone de relieve el VII Observatorio Nestlé sobre Hábitos Nutricionales y Estilos de Vida de las Familias, que analiza cómo han sido la alimentación y los hábitos culinarios de las familias españolas durante el confinamiento, poniendo el foco en aquellos hogares con hijos adolescentes con edades comprendidas entre los 15 y 18 años.

El 40% de los jóvenes ha bebido más agua durante el confinamiento, mientras que los padres no han manifestado cambios significativos en este sentido

Esta análisis detalla también que el tiempo en casa no solo les ha hecho mejorar sus hábitos de alimentación sino también los de hidratación: el 40% de los jóvenes ha bebido más agua, mientras que los padres no han manifestado cambios significativos en este sentido.

Por otra parte, en el caso de las bebidas alcohólicas, entre el grupo de adultos, el 22% reconoce que ha bebido más vino y el 16% más cerveza. Además, el 20% de los encuestados ha consumido más café y un 35% más chocolate.

INNOVACIÓN CULINARIA

Asimismo, la cocina se ha convertido en este periodo en una aventura y un espacio donde innovar, eso sí, sin grandes elaboraciones. Más de la mitad de los encuestados se ha puesto el delantal para probar nuevas recetas.

El 30% de los adolescentes se ha estrenado con uno de los platos más tradicionales de la gastronomía española: la tortilla de patatas

El 30% de los adolescentes se ha estrenado con uno de los platos más tradicionales de la gastronomía española: la tortilla de patatas. Además, han debutado en postres, arroces y pasta con recetas de elaboración media-baja y, aunque en menor medida, han hecho también sus pinitos en la paella o el arroz a la cubana.

Por otro lado y sin hacer un feo a bizcochos y tartas, los adultos han innovado más en comida de subsistencia, experimentando con recetas de dificultad media, como guisos de carne o legumbres y platos a base de arroz o pollo. El 12%, además, se ha atrevido a hornear su primer pan en casa.

Este interés creciente por la cocina también se ha reflejado en el cada vez mayor número de búsquedas de recetas que se han hecho en la red y en plataformas especializadas. Este ha sido el caso de Nestlé Cocina, un recetario digital con más de 3.000 platos supervisados por chefs y nutricionistas y que incluye la correspondiente información nutricional de cada receta que, durante el confinamiento, ha registrado un incremento de visitas del 185%.

De todas las secciones, la ganadora ha sido 'Postres' por goleada, con una subida de consultas de más del 300%. El podio de recetas más populares lo preside la tarta de hojaldre de manzana, seguida por el brownie de chocolate negro y la tarta de la abuela. También entre las primeras posiciones, asoman recetas saladas bestsellers como la empanada de pisto o las berenjenas rellenas con salsa boloñesa.

MENÚS Y HORARIOS

Un tema que ha preocupado especialmente a los padres en tiempos de confinamiento ha sido la planificación de los menús semanales para toda la familia y conseguir una alimentación variada.

Si nos fijamos en el reparto de responsabilidades culinarias y el tiempo de dedicación, la conclusión está clara: padres y madres siguen siendo los grandes cocineros de los hogares, ocupándose de las comidas principales y, además, invirtiendo más tiempo que antes, señala el Observatorio.

Con relación a la programación de comidas, las familias españolas han buscado herramientas de ayuda para que la tarea de planificar no sea tan difícil. Por otra parte, para los adolescentes la mayor dificultad ha sido cumplir con los horarios de comidas. Aunque casi la mitad los ha mantenido, un significativo 36% los ha atrasado.

MÁS MÓVIL Y MÁS TELE

Durante las comidas, la mayoría de los jóvenes además de ver la televisión han usado más el móvil para 'wasapear' y 1 de cada 3 también ha escuchado más música. Sin embargo, los adultos han dejado más el móvil de lado y se han dedicado a ver la tele y a conversar con quienes compartían mesa.

El recogimiento en los hogares también ha favorecido que se destine más tiempo a comer y cenar. Así lo declara un tercio del total de encuestados. Respecto a los horarios, los adultos han mantenido en general la hora de sentarse a la mesa, mientras que el grupo de jóvenes la ha retrasado algo más.

Estar en casa ha avivado el interés por el deporte entre los adolescentes

En cuanto al ejercicio físico, estar en casa ha avivado el interés por el deporte entre los adolescentes. El 27% realiza más actividad física: los que ya hacían deporte antes han incrementado la frecuencia semanal y el grupo que no hacía nada de ejercicio ha disminuido.

Entre los padres, se han acentuado las diferencias. De esta manera, los que ya hacían deporte han hecho aún más, pero, por contra, ha crecido también el grupo de los más sedentarios.

Con todo, la báscula no perdona: en torno a la mitad de los encuestados confiesa haber engordado durante el confinamiento. Tanto en los adultos como en los adolescentes, 1 de cada 10 ha ganado entre 1 y 2 kg y, en el primer grupo en concreto, el 44% ha engordado entre 1 y 4 kg. Entre los adolescentes, casi el 30% ha perdido peso durante estas semanas de reclusión en casa.

Infografía sobre los hábitos alimentarios de los adolescentes durante el confinamiento
Infografía sobre los hábitos alimentarios de los adolescentes durante el confinamiento / Nestlé

Pero no todo ha sido un camino de rosas para los adolescentes. Más de la mitad ha tenido problemas para conciliar el sueño y el 75% ha retrasado el momento de acostarse y levantarse. Sin embargo, los adolescentes son quienes más han aumentado las horas de descanso: el 44% ha dormido entre 30 minutos y tres horas más al día.

Como pasaba también en las comidas, la mitad de los padres ha conseguido mantener sus horarios de sueño habituales, aunque la otra mitad los ha retrasado. En cualquier caso, por lo general han descansado las mismas horas.

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña