Shoppers | ¿Lees los términos antes de comprar por Internet?

Un estudio de la OCU alerta de que casi 9 de cada 10 internautas "acepta sin leer" las condiciones generales de los servicios en la Red.

Hombre comprando por Internet
Hombre comprando por Internet

Compras o transacciones online tienen siempre una segunda parte imprescindible para que los usuarios de estos servicios finalicen el trámite: la aceptación de los términos y condiciones de la compañía en cuestión. Pues bien, una encuesta de la OCU alerta de que el 88% de los internautas acepta dichos términos sin leerlos, entre ellos los que incluyen las condiciones de privacidad y el uso y cesión de datos personales.

El sondeo, realizado entre 529 usuarios de Internet, recoge su opinión sobre las cuestiones relacionadas con la privacidad de los datos personales, su cesión y posterior uso con fines comerciales.

El principal motivo, para el 78% de los encuestados es que para usar el servicio "se ven obligados a aceptar" las condiciones impuestas por las empresas. Que estén escritos en otro idioma, en un lenguaje muy complicado o con un tamaño de letra diminuto son otras de las razones que argumentan para aceptar sin leer las condiciones.

INTERNAUTAS DESPROTEGIDOS

Un "dato preocupante", según la organización de consumidores, es que, entre aquellos que no leen los términos y condiciones, el 69% manifiesta que no le preocupan los datos de privacidad, lo que unido a la imposición de facto de las condiciones de privacidad por parte de las empresas "agrava la situación de desprotección" de una gran mayoría de usuarios en lo referente a la privacidad y el uso de los datos por parte de las empresas en Internet.

Esta situación explica la "poca confianza" de los consumidores en la gestión de sus datos personales por parte de las empresas y organizaciones", señala la entidad. Por sectores son los bancos, los servicios de las administraciones públicas, los seguros privados de salud y los de hogar los que según los usuarios mejor protegen y gestionan la privacidad.

Las apps de gestión de tarjetas de fidelidad generan poca confianza a los usuarios en cuanto a la protección frente a hackers

Por el contrario, las apps de gestión de tarjetas de fidelidad y sobre todo las redes sociales, son las que, en opinión de los usuarios, peor confianza les ofrece en cuanto a la protección frente a hackers y las que para ellos realizan una gestión más deficiente de la privacidad. Las aplicaciones de mensajería (tipo Whatsapp) tampoco salen bien paradas y son minoría quienes las ven seguras.

GESTIONAR LA PRIVACIDAD

Asimismo, aunque prácticamente todos los consumidores aceptan las condiciones de privacidad que imponen las empresas, muy pocos son los que modifican la configuración de la privacidad una vez que han aceptado el servicio. En este sentido, la OCU denuncia que al 70% de los consumidores le parece complicado restringir el acceso de terceros a sus datos. Para combatir este desconocimiento que facilita el abuso por parte de las empresas, la organización ha puesto en marcha, a través de la web 'vive un internet seguro', una serie de herramientas que ayudan a los consumidores a gestionar de forma adecuada su privacidad.

La entidad recuerda que el próximo 25 de mayo entra en vigor el nuevo Reglamento Europeo de Protección de Datos, que, entre otras cuestiones, obliga a separar las condiciones generales, de la aceptación de la cesión de datos y la gestión de la privacidad, y que en teoría va a servir para evitar la situación actual en la que los consumidores se ven obligados a aceptar las condiciones impuestas por las empresas. Además, el nuevo reglamento regula el derecho al olvido y el derecho a la portabilidad de los datos personales de un servicio a otro. Asimismo, confía en que "contribuya a cambiar el panorama actual donde los consumidores no controlan el uso que de sus datos hacen las empresas".

El 91% de los encuestados denuncia que, a la hora de registrarse en un servicio online, se le piden datos que nada tienen que ver con dicho servicio

Finalmente, el sondeo señala que el 91% de los encuestados denuncia que, a la hora de registrarse en un servicio online, a veces se le piden datos que nada tienen que ver con dicho servicio. Y es que "los datos son hoy una mina de oro, cada vez más empresas sacan provecho comercial de los datos de sus clientes", afirma la OCU.

En este sentido, el 64% de los internautas encuestados creen que deberían también ellos percibir algún tipo de remuneración económica por el uso de sus datos con fines comerciales. La organización de consumidores puso en marcha en 2017 la campaña 'mis datos son míos' para concienciar a los usuarios sobre el uso que las empresas hacen de sus datos personales.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña