Shoppers | El gasto en la cesta de la compra creció el 11,9% en mayo respecto a 2022

La alimentación vuelve a ser el capítulo que mayor desembolso supuso para los españoles, con un incremento en las ventas en valor del 14,7%, aunque también ve como crece su demanda el 3,2%, según un estudio de NIQ.

El gasto en la cesta de la compra creció el 11,9% en mayo respecto a 2022
El gasto en la cesta de la compra creció el 11,9% en mayo respecto a 2022

Las ventas totales de bienes de consumo en las cestas de la compra españolas en el mes de mayo de 2023 se incrementaron el 11,9%, respecto a lo que nos gastamos un año antes, mientras que el volumen apenas experimentó variación, registrando una disminución del 0,2%, mientras que el alza en los precios alcanzó una subida del 12,1%, según los últimos datos publicados por NIQ.

Desglosado por las tres categorías principales, la alimentación vuelve a ser el capítulo que mayor desembolso supuso para los españoles, con un incremento en las ventas en valor del 14,7%, aunque también ve como crece su demanda el 3,2%. Sin embargo, tanto droguería y perfumería como bebidas registran subidas más moderadas en las ventas en valor del 8% y el 5,6%, respectivamente, mientras que ambas anotan ventas en volumen en negativo: el 4,2% menos para bebidas y el 1,6% menos para droguería/ perfumería.

Evolución del mercado de Gran Consumo
Evolución del mercado de Gran Consumo / NIQ

CATEGORÍAS POR VOLUMEN

Y es que, si en el mes anterior hubo un aumento del volumen en las categorías consideradas más veraniegas debido a las altas temperaturas que se vivieron en abril, de nuevo una anomalía climatológica marca el comportamiento de la cesta de la compra en el mes de mayo. Las lluvias torrenciales en gran parte del país y la bajada generalizada de temperaturas hicieron que disminuyera, precisamente, la demanda en este tipo de productos asociados al calor, respecto al mismo periodo del año pasado.

De esta forma, los productos de protección solar disminuyen sus ventas en volumen el 41,7%, la parafarmacia de gran consumo lo hace en el 38,4% (esta categoría continúa acusando el efecto del fin de las mascarillas), mientras que los insecticidas bajan el 27%. Las bebidas junto a los helados son los más perjudicadas en la demanda y así, la horchata desciende el 10,5%, los helados el 8,5%, los zumos el 8,2%, las bebidas alcohólicas el 7% y las cervezas el 6,6%.

El aceite incrementó sus ventas en volumen el 20,4%, al tiempo que anotó una subida en el precio más moderada del 4,9%

En cuanto a las categorías que observan un destacado aumento de la demanda en alimentación, aparece en el primer puesto el aceite, que continúa observando como crecen los volúmenes que ya se vieron en abril y así incrementa sus ventas en volumen el 20,4%, al tiempo que anota una subida en el precio más moderada del 4,9%.

En esta lista de productos con mayor volumen comprado le siguen las legumbres secas, con un aumento en la demanda del 17,8%; el queso rallado (+15,2%); las pastas (+13,2%); los quesos blancos pasteurizados (+12,5%); el pescado preparado congelado (+10,8%), y por debajo de los dos dígitos aparecen las verduras congeladas y los platos preparados en conserva, con subidas de las ventas en volumen del 9,7% y del 9,6%, respectivamente.

MAYORES Y MENORES SUBIDAS DE PRECIO

Los precios continúan teniendo variaciones ascendentes generalizadas si los comparamos con el mes de mayo del año anterior y entre los productos que más se incrementaron respecto a un año antes nos encontramos de nuevo con el capítulo de azúcar y edulcorantes (+33,6%), seguido por las fragancias (+28,4%); la parafarmacia de gran consumo (+23,7%); el arroz (+23,6%); los alimentos infantiles (+21,4%) y las verduras congeladas (+21,1%).

Al otro lado de la balanza, encontramos las categorías que registran mayores descensos en su precio promedio frente a mayo de 2022, donde la gran parte pertenecen a droguería y perfumería y, así, el maquillaje disminuye su precio el 3%, los complementos de lavado lo hacen el 2,5%, mientras que el tratamiento facial apenas sufre variación, con un aumento del 0,3%, seguido de los suavizantes de la ropa, que suben el 1,8% y los productos de higiene femenina, que aumentan el 2%.

Por lo que respecta a alimentación, entre los productos que experimentaron menores alzas en el precio, aparecen las pastas, que apenas varían respecto a un año antes, con una subida del 0,3%, los frutos secos, que se incrementaron el 2,3%, o los platos preparados refrigerados, que apuntan un incremento del 3,2%.

MDD FRENTE A MDF

A fecha de cierre de mayo y en cuanto a la diferencia entre marcas, la situación sigue siendo similar a periodos anteriores, con las ventas en valor de las marcas de distribuidor incrementándose el 17,9%, frente a la subida del 7,5% de las marcas de fabricante, mientras que las ventas en volumen se elevan el 4,9% para las primeras y disminuyen el 5,7% para las segundas.

"Estamos viendo cómo en los últimos meses la demanda no se resiente significativamente, de hecho, en el primer trimestre de este año fuimos el segundo país de Europa donde menos cayeron las ventas en volumen, lo que, unido a la subida de abril y la estabilización en este mes de mayo, demuestra que la demanda sigue siendo sólida", explica Patricia Daimiel, directora general de NIQ para el Sur de Europa.

"Y todo ello a pesar de que los precios vuelven a registrar incrementos frente a un año antes algo superiores a los que experimentaron en el pasado mes en abril, aunque, en este sentido, ya empezamos a ver como descienden en categorías que incluyen productos esenciales como el aceite, las pastas o las legumbres secas", añade.

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña