Trendrinks | Bodegas Ondarre presenta su nueva añada de 2015

Esta añada de Mayor de Ondarre nace con una nueva imagen y con una producción limitada de 6.180 botellas.

Mayor de Ondarre Reserva 2015 de Bodegas Ondarre
Mayor de Ondarre Reserva 2015 de Bodegas Ondarre

Bodegas Ondarre presenta la nueva añada de Mayor de Ondarre Reserva, la 2015, con un cambio de imagen que busca ser reflejo de la filosofía de esta firma vitivinócola, de la singularidad del terroir de la zona y de la calidad del vino. Además, tiene la peculiaridad de ser producción limitada, debido a la estricta selección de las parcelas y de los viñedos, de muy baja producción.

Su uva procede de dos pequeñas parcelas ubicadas en laderas ascendentes hacia la sierra al norte de Viana (Navarra), entre las zonas de Valdecuevas y La Charrina, y unidas por el itinerario del Calvario. La zona posee las peculiaridades de los siete suelos minoritarios admitidos por las DOCa. Rioja. Estos viñedos, de muy baja producción, tienen una edad media de 40 años.

Solo los años de excepcional calidad de la uva se elabora un número limitado de botellas de Mayor de Ondarre, y en esta añada la producción ha sido de 6.180 botellas. En años calurosos, las dos parcelas origen del vino, aguantan la hoja y consiguen mantener la correlación entre acumulación de azúcares y maduración fenólica. En años fríos, por su exposición y poca carga, consiguen la madurez con mayor facilidad que otras de la zona.

Estos viñedos producen racimos bien aireados, con granos pequeños y con ideales características para la crianza. Sus uvas son vendimiadas a mano, transportadas en cajas de 20 kilos y tras una mesa de selección, en la que se separan los granos de uva que no alcanzan la calidad exigida, comienza su vinificación tradicional.

CARACTERÍSTICAS PROPIAS

Mayor de Ondarre Reserva 2015 cuenta con el 90% Tempranillo, 5% Mazuelo de viñedos de baja producción y 5% de variedades desconocidas que aparecen en los viñedos viejos. Su elaboración se realiza en base a la vinificación tradicional. El vino es encubado durante tres semanas y fermentado entre 20ºC y 26ºC.

La degradación maloláctica se lleva a cabo en barricas nuevas de roble de Missouri y centro de Francia, y la posterior crianza, sobre lías, hasta su trasiego. Tras su embotellado, ha permanecido 17 meses en botellero.

En cuanto a la nota de cata, este vino presenta un color cereza oscuro con tonos iodados. En nariz, un bouquet complejo de aromas frutales, ahumados y de especias. En boca es sólido, largo y de gran concentración.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña