Internacional | ¿Adiós a la gran fusión del 2017 en el gran consumo?

Kraft Heinz intenta adquirir Unilever y, tras un intento fallido, dice que da marcha atrás. Los expertos esperan una nueva ofensiva.

Proceso de fabricación de los ketchup Heinz
Proceso de fabricación de los ketchup Heinz

Podría haber sido la gran operación del año en el gran consumo, pero, de momento, se ha quedado en una quimera. Quién sabe en próximas fechas futuras. El gigante Kraft Heinz ha ido a por todas para hacerse con otro gigante, Unilever, después de presentar una oferta de más de 134.000 millones de euros. Tras unos días locos vividos este pasado fin de semana en los que no se ha podido llevar a cabo una "fusión amistosa", la oferta ha sido retirada.

"Hemos acordado de forma amigable retirar la propuesta", ha dicho Kraft Heinz en un comunicado compartido con Unilever, refiriéndose a la oferta de la primera, que se hizo pública el pasado viernes y que fue rechazada entonces por la segunda. El gigante angloholandés consideraba que el ofrecimiento "infravalora" la compañía.

Fuentes de Kraft Heinz consultadas por The Wall Street Journal afirman que el objetivo era lograr una fusión "amistosa", pero al no ser posible, la empresa ha dado marcha atrás. De momento...

Y es que durante el sábado Kraft Heinz señaló que pese al rechazo de Unilever esperaba una negociación para que ambas partes pudieran llegar a un acuerdo satisfactorio. Sorprende que 24 horas después esa esperanza se haya ido por tierra. Tanto para el actual consejero delegado de Unilever, Paul Polman, quien desde el principio se ha mostrado opuesto a la fusión, han señalado medios económicos.

Para Unilever, la oferta de 47 euros por acción era "inadecuada" e "infravalora" la empresa. Muchos expertos esperan ahora que, pese a decir que abandona la operación, Kraft Heinz vuelva a intentarlo presentando una oferta mayor. Tiene de plazo un mes, ya que las leyes británicas relativas a las opas entre empresas (Kraft Heinz opera en la Bolsa de Londres) marcan ese periodo desde la primera oferta presentada. Si no llega, habría que esperar un plazo de seis meses para reactivar la operación.

Habrá, por tanto, que esperar acontecimientos y ver si algún día marcas como Dove, Frigo, Domestos, Rexona o Ben & Jerry's (todas de Unilever) conviven con la familia de Kraft Heinz, que tras su fusión en 2015 reúne marcas como Heinz o Philadelphia.

Lo más

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña