Noticia remitida | ¿Son ciertos los mitos sobre la carne de pollo?

¿Son  ciertos los mitos sobre la carne de pollo?
¿Son ciertos los mitos sobre la carne de pollo?

La carne de pollo tiene múltiples beneficios para nuestro organismo. Además, sigue siendo una de las carnes más rentables en relación al coste y a los nutrientes que aporta, lo que hace que se haya convertido en la proteína animal más consumida del mundo y en un alimento presente en la cocina de cualquier país.

El pollo tiene una textura tierna y un sabor muy suave, que lo hace fácilmente combinable con otros alimentos y puede incluirse en la dieta de personas de todas las edades, incluidos niños pequeños y ancianos, debido a su fácil digestión, siendo una carne más ligera que, por ejemplo, las carnes rojas. Destaca por su sencilla preparación y su versatilidad para aprovechar todos sus cortes y derivados (pechuga, traseros, alas, carcasa para caldos…).

En cuanto a sus nutrientes, la carne de pollo posee un alto contenido en proteínas de alta calidad y aminoácidos esenciales, mientras que su contenido calórico es bajo. El pollo es también bajo en grasas y las que predominan en él son saludables, como el ácido linoleico, cuyo principal beneficio es proteger el corazón. También contiene una amplia variedad de vitaminas (A, B6 y B12), y minerales (hierro, magnesio, zinc y cromo). Funciona como antidepresivo natural debido a su contenido en triptófano, que ayuda a generar serotonina, una hormona que contribuye a eliminar el estrés y mejora el estado de ánimo.

El consumo de pollo se encuentra altamente recomendado por los nutricionistas, que aconsejan incluirlo en la dieta dos o tres veces por semana. Es una fuente ideal de energía y proteína para deportistas, personas mayores, niños y adolescentes, debido a su capacidad de construir y reparar los tejidos de nuestro cuerpo.

A pesar de una serie de bulos que han circulado históricamente acerca de varios químicos que podía contener la carne de pollo, como hormonas o anabólicos, los controles de calidad que pasa cada kilo en las empresas productoras son exhaustivos, verificando que la carne de pollo no contiene ningún elemento perjudicial para nuestro organismo. Además, está demostrado científicamente que administrar cualquier sustancia de este tipo al animal no sería viable a través del pienso, a la vez que encarecería la carne, de tal forma que no se podrían mantener los precios actuales para el consumidor (Jairo Arenazio, Cobb-Vantress). Los expertos solo indican que el pollo es una carne que debe conservarse en todo momento por debajo de 4ºC, consumirse bien cocinada y en menos de 36 horas después de su preparación: “Es seguro comer carne de pollo. No se puede consumir al punto o poco hecha, es una carne de debe estar bien cocinada siempre” (Beatriz Robles, TVE).

Grupo Oblanca es una empresa referente en la producción avícola y en la distribución alimentaria en España. Con más de 60 años de experiencia como proveedor de pollo, cuenta con granjas propias en España y Portugal, sostenibles con el medio ambiente y comprometidas con la generación de empleo rural. Además de pollo entero y despiece fresco, Oblanca cuenta con un amplio catálogo de productos congelados y refrigerados para abastecer a clientes de todo tipo: hosteleros, grandes y medianas superficies, comercio tradicional, mayoristas…

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña