Fabricantes | Los retos de Ebro Foods: más compras, más bio y más Asia

Abrirá este año en la India la primera planta de pasta de una empresa occidental en Asia. Prevé una compra importante antes de que acabe 2018. Espera tener en Bio una facturación de 100 millones de euros.

Imagen de la Junta de Accionistas de Ebro Foods
Imagen de la Junta de Accionistas de Ebro Foods

Ebro Foods dice claramente que tuvo un 2017 "extraordinario". Por eso afronta el futuro con la cabeza alta y con las ideas muy claras en cuanto a objetivos se refiere. Quiere crecer principalmente en el mundo ecológico y sus movimientos recientes y los que ahora mismo está realizando así lo reflejan. La compra de la italiana Bertagni es un ejemplo y no descarten que antes de que termine este 2018 haya otra sorpresa similar. También busca crecer en el segmento premium y el superalimentos. En el panorama internacional pone su ojo principalmente en Asia.

En la Junta de Accionistas de Ebro Foods, celebrada este martes en Madrid, la compañía ha aprobado mantener el dividendo ordinario en 0,57 euros este año, lo que supondrá un total de 88 millones de euros. Se congela por tanto la retribución al accionista después de incrementarla un 5,5% en 2017. Esto es debido, según explica la multinacional, a las "importantes" inversiones que ha realizado en el último año, las cuales suponían una "oportunidad de adquisición" en el desarrollo orgánico de la compañía. Por ejemplo, la compra de Bertagni supuso una salida en caja de 130 millones de euros. También hubo 133 millones de inversión en capex, de los cuales 97 millones de euros se destinaron a inversiones de crecimiento o de mejora de la productividad y 35 millones a inversiones puramente de mantenimiento de equipos.

Para este 2018, la inversión en capex será similar con la ampliación de plantas actuales en varios países para incrementar la producción. Por ejemplo, en España la compañía realizará una inversión de más de 10 millones de euros este año en Barcelona para ampliar y potenciar la línea de Vegetalia, que "necesita crecer".

Y habrá más compras. En un encuentro con medios de comunicación, entre ellos FoodRetail & Shoppers, el presidente de Ebro Foods, Antonio Hernández Callejas, ha señalado que la empresa "siempre está estudiando operaciones". "El año pasado pudimos haber concretado una operación adicional que no salió finalmente. En este 2018 seguramente habrá una nueva incorporación antes de que acabe el año. Procuramos cada año comprar alguna compañía y seguir creciendo en materia orgánica", ha añadido.

"En este 2018 seguramente habrá una nueva incorporación antes de que acabe el año. Procuramos cada año comprar alguna compañía y seguir creciendo en materia orgánica"

Ebro mira sobre todo al segmente bio y lo más fácil es que, de haber alguna compra, sea ecológica. Su facturación en bio actualmente es de 40 millones de euros y la compañía se marca como prioridad alcanzar en ventas los 100 millones antes de que acabe su plan estratégico actual de 2018. "Queremos duplicar la facturación y tener un importante crecimiento", dice Hernández Callejas. Además, en pasta fresca, donde "ya somos los segundos del mundo", Ebro está en 330 millones de facturación y esperar crecer aún más con la compra de Bertagni, que le dará, además, un impulso en premium.

Cerrando el tema Bio, Ebro Foods ha lanzado la marca Happy Bio, ya presente en Francia, para expandir sus productos ecológicos fuera del mercado especializado y así llegar a la gran distribución.

Asia, una obsesión

En materia internacional, Asia es una obsesión si perder de vista los mercados más importantes en la actualidad para la compañía: Europa, Estados Unidos y Canadá. En el continente asiático, Ebro está poniendo en marcha plataformas "muy fuertes" en la India, Camboya, Tailandia y Vietnam para crecer en estos mercados y en los países limítrofes. "En la India ya vendemos 20 millones de kilos de marcas nuestras y estamos completando la primera planta de pasta en Asia puesta en marcha por una empresa occidental. La pasta allí no es un mercado muy conocido, pero está en crecimiento y tiene mucho potencial. Estaremos allí primero antes que muchos competidores con esta planta que se pondrá en marcha este año. Tenemos allí muchas esperanzas puestas", confirma Antonio Hernández Callejas.

Las ventas en Asia suponen en la actualidad para Ebro el 2% de su facturación total. El objetivo es que supongan "en un plazo corto" el 5%.

Hay peros, que llegan de Egipto. Ebro Foods invirtió en el país africano 9 millones de euros y Hernández Callejas ha reconocido que "no es rentable", debido a que tras la crisis del país se han prohibido las exportaciones.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña