Fabricantes | Mondelēz se mueve para producir galletas sostenibles

Amplía el programa Harmony para reducir el impacto ambiental de sus operaciones. En España, comenzó a desarrollarse en 2011.

Cultivos de trigo en Pamplona siguiendo el proyecto Harmony
Cultivos de trigo en Pamplona siguiendo el proyecto Harmony

Mondelēz International ha anunciado que ampliará el programa Harmony, una iniciativa sostenible de suministro de trigo de la compañía, para cubrir el 100% de la producción de sus marcas de galletas en la Unión Europea en 2022, frente al 60% alcanzado en la región durante el pasado año.

"Los consumidores europeos identifican cada vez más la calidad con una producción sostenible. Como el productor de galletas más grande de Europa, podemos desempeñar un papel crucial al abordar desafíos como el cambio climático y la escasez de recursos mediante la promoción de prácticas agrícolas sostenibles y la mejora de la biodiversidad en nuestra cadena de suministro. Al hacerlo, contribuimos a crear una cadena de suministro más justa, más transparente e integrada, en la que la buena calidad para los consumidores significa un buen impacto en los agricultores y la sociedad", ha afirmado Hubert Weber, vicepresidente ejecutivo y presidente de Europa de la compañía.

Harmony involucra a 1.700 agricultores, 13 harineras y 21 cooperativas en Bélgica, Francia, España, Italia, Polonia y República Checa

Actualmente, Harmony involucra a 1.700 agricultores, 13 harineras y 21 cooperativas en seis mercados (Bélgica, Francia, España, Italia, Polonia y República Checa), produciendo 177.000 toneladas de trigo para las marcas de galletas de la compañía en 2017. Esta cifra representa alrededor de tres cuartas partes de la producción de galletas de Mondelēz International en Europa occidental o el 60% en toda la Unión Europea para marcas como Fontaneda, LU y Oro.

A través de la expansión del programa, la producción anual de trigo en las condiciones sostenibles establecidas por la carta de calidad Harmony, aumentaría hasta más de 280.000 toneladas para el 2022, cubriendo todo el volumen de trigo necesario para producir toda la cartera europea de galletas de la compañía, añadiendo otras marcas como belVita o Barni.

DIEZ AÑOS EN MARCHA

La iniciativa, puesta en marcha hace diez años en Francia, defiende la biodiversidad y las buenas prácticas medioambientales en la producción de trigo en Europa. El programa busca el compromiso de los agricultores asociados para seguir las prácticas sostenibles en su cultivo y procesamiento a cambio de una prima en su cultivo.

La planta de Mondelez en Viana (Navarra) produce al día más de 13 millones de galletas Fontaneda bajo esta iniciativa sostenible

En España, el proyecto comenzó a desarrollarse en 2011, iniciando la colaboración con cerca de 200 agricultores y harineros en los campos de Navarra, Aragón y Castilla y León. La planta de Mondelez en Viana (Navarra) produce al día más de 13 millones de galletas Fontaneda bajo esta iniciativa sostenible.

Las buenas prácticas de Harmony son auditadas todos los años para garantizar que se respetan con el fin de minimizar el uso de pesticidas y fertilizantes; evitar tratamientos innecesarios; reducir las emisiones de carbono; y apostar por la biodiversidad local ya que el 3% de los campos de cultivo de trigo está dedicado al cultivo de flores que proporcionan polen y néctar durante todo el año a abejas y mariposas.

Hasta la fecha, la iniciativa ha llevado a una reducción del 20% en el uso de pesticidas en los campos Harmony, entre 2009 y 2016. Los agricultores Harmony en Europa también han sembrado 1.026 hectáreas de flores en sus campos y cerca de 17 millones de abejas y más de 30 especies de mariposas han sido observadas en los campos de Harmony.

"Harmony es mucho más que un conjunto acordado de prácticas sostenibles de cultivo de trigo", ha comentado Romeo Lacerda, presidente de la categoría de galletas en Mondelēz Europa. "Es un movimiento que conecta a todos los involucrados en nuestra cadena de suministro con otros que buscan aumentar el impacto positivo que podemos hacer en nuestro medio ambiente y biodiversidad. Al hacer que las ONG y los agricultores trabajen juntos, podemos implementar prácticas agrícolas eficaces y realistas. Y al hacerlo, podemos actuar como un catalizador para el cambio positivo", ha asegurado.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña