Fabricantes | Las patatas Princesa Amandine llegan al mercado ibérico

Cuatro empresas se unen para lanzar esta nueva marca que cuenta con reconocimiento en Francia. Ya se pueden adquirir en Alcampo y Lidl.

Bolsa de patatas Princesa Amandine
Bolsa de patatas Princesa Amandine

La nueva marca de patatas Princesa Amandine Ibérica, que se mostró en la pasada edición de Fruit Attraction, se implanta en España y Portugal de la mano de cuatro empresas: Ibérica de Patatas (Madrid), Zamorano (Barcelona), Udapa (País Vasco) y la portuguesa Campotec.

"Queremos ser en cinco años una variedad reconocida por los consumidores y distribuidores, con un posicionamiento de producto de calidad pero de uso cotidiano. Nuestra variedad de patata, que pertenece al segmento de carne firme, no existe actualmente en el mercado español, por lo que partimos de cero", comenta Alfonso Sáenz de Cámara Barrón (Udapa), presidente de Princesa Amandine Ibérica.

Este club de empresas competidoras se constituye para comercializar y promocionar esta patata, muy reconocida en Francia por sus singulares características organolépticas, con el objetivo de crear valor en un mercado con poco valor añadido.

El mercado de la patata, que mueve 1.108 millones de euros anuales en España, sufrió una desaceleración del consumo doméstico del 1% en 2018 aunque el aumento de precio del 5,1% provocó un crecimiento del valor del mercado del 4,0%.

"Nuestro primer objetivo es impulsar Princesa Amandine para que en España se coman más patatas de forma muy saludable, hervidas o cocidas, en ensaladas, guarniciones, purés, formas de consumir patata hipocalóricas que en otros países europeos ya se hace y aquí no; se ha realizado un gran esfuerzo para adaptar la imagen de la marca al mercado ibérico y vamos a poner en marcha un gran dispositivo de comunicación y marketing para convertir esta patata en la preferida por los consumidores", asegura Sáenz de Cámara.

Este plan incluye apariciones en televisión regional, medios especializados, promociones en centros comerciales y acciones en el punto de venta con jefes de departamento para mostrar la llamativa imagen de esta patata, que sobresale del resto del lineal por su innovador packaging de color rosa.

PRODUCCIÓN LOCAL

Además del contrato de concesión de la marca, las empresas francesas han adjudicado un contrato de concesión de producción. Para 2020 ya está previsto plantar más de 55 hectáreas en España,y Portugal, repartidas en las regiones de Andalucía (Sevilla), Castilla y León, Murcia (Cartagena) y Silveira Torres Vedras. "Esta es la primera vez que abrimos la posibilidad de producir Princesa Amandine en otro lugar que no sea Francia. Pero la producción local es parte de las expectativas sociales", afirma Francisco Moya, presidente del grupo de trabajo hispano-francés y director de la sociedad Négonor.

La Asociación Princesa Amandine Ibérica se encargará de la comercialización de esta patata en el mercado español y portugués. Asimismo, asume como compromiso propio proveer de patata a los miembros de la asociación en Francia en los meses de patata nueva española, cuando ellos no tienen producción en su país.

Guy de Foucaud (Pom'Alliance), presidente de Princesse Amandine, añade: "La asociación francesa estará muy pendiente del desarrollo de la marca y de la producción en España y Portugal. También es una prueba del modelo (una asociación nacional y una producción local). Luego veremos si continuamos desarrollando Princesa Amandine en nuevos países y según qué modelo. En particular, hemos iniciado un diálogo en Alemania y Escandinavia".

EN ALCAMPO Y LIDL

Princesa Amandine ya está disponible en España en los lineales de Alcampo y de Lidl. Próximamente, se podrá adquirir en otras cadenas de distribución. Para celebrar su lanzamiento en España, la marca devuelve el importe a los primeros consumidores que se lancen a probarlas (esta promoción está disponible en Alcampo).

El objetivo de esta iniciativa es fomentar el consumo de patata en España mediante la introducción de nuevas variedades orientadas a satisfacer las nuevas demandas y hábitos culinarios del consumidor, que busca productos de calidad y una forma de cocinar más saludable.

Cremosa, ligera y sabrosa a la vez, se adapta a cualquier plato y es apta para todas las recetas: doradas, salteadas, gratinadas, al vapor, al horno y en ensalada. Esta variedad de patata debe superar "exigentes requisitos técnicos". Un formato más alargado y homogéneo que el resto de variedades y su piel lisa y regular marcan la diferencia en su aspecto, mientras que su ternura, ligereza y sabor la convierten en la aliada de los consumidores por su versatilidad culinaria.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña