Fabricantes | La venta de envasados crecerá el 1% en 2020

Los expertos auguran un año "positivo" para el sector del gran consumo, a pesar del freno de la economía y la caída en la confianza de los consumidores.

Productos envasados en un supermercado
Productos envasados en un supermercado

La venta de productos envasados crecerá el 1% en 2020. Así se desprende los datos presentados por Nielsen en la jornada Perspectivas del Gran Consumo 2020, que reunió a más 50 directivos en Aecoc. Según las previsiones de la consultora, los productos perecederos serán el principal motor de crecimiento, con un aumento en el volumen de ventas del 2,4%, mientras que las categorías de alimentación envasada y la perfumería e higiene rozarán el 1%.

Por su parte, los productos de droguería y limpieza mantendrán las ventas de 2019, mientras que la categoría de bebidas crecerá el 0,4%. El informe destaca el buen comportamiento de los envasados, que están compensando la ralentización en la venta de frescos.

"El consumidor sigue queriendo comprar frescos, pero el precio ha crecido, y eso ha hecho que los productos envasados estén captando buena parte de la compra conveniente, especialmente en refrigerados, conservas y congelados", indica  Patricia Daimiel, directora general de Nielsen para España y Portugal.

La creciente importancia de los productos envasados es, precisamente, una de las razones por las que está creciendo el valor de la cesta de la compra de los consumidores. "Los compradores están predispuestos a probar nuevos productos y de más valor; de hecho, tres cuartas partes del incremento de los envasados se explica por la generación de valor -nuevos productos-, y no por el precio", explica Daimiel.

La analista califica de "notable" el 2019 para el gran consumo, y aventura un 2020 igualmente positivo para el sector, a pesar de la ralentización de la economía y la caída en la confianza de los consumidores.

TENDENCIAS DOMINANTES

La gerente del área de estrategia comercial y marketing de Aecoc, Rosario Pedrosa, señaló que la responsabilidad social -con foco en la reducción de plásticos, la transparencia de las marcas y el desperdicio alimentario-, la conveniencia y la salud son los ejes que están marcando las tendencias en gran consumo.

Sobre el último apartado, los datos de Aecoc Shopperview apuntan a que el 46% de los consumidores tenía la intención de comprar más productos saludables en este 2019. Una cifra que en 2015 era del 38%.

De hecho, el 82% considera que la dieta es un elemento fundamental para seguir este estilo de vida saludable, lo que explicaría el crecimiento de las dietas flexitarianas. "El bienestar es un motivo de compra cada vez más decisivo, hasta el punto que el 71% de los usuarios afirma que consume frutas y hortalizas porque las percibe como beneficiosas para su salud", analiza Pedrosa.

Sin embargo, se observa que el 52% de los consumidores considera que comer es un placer y hasta el 45% reconoce permitirse un capricho siempre que le apetece. "La alimentación es también un factor de indulgencia, y el sector también debe tenerlo en cuenta", concluye la portavoz de Aecoc.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña