Food | Los españoles prefieren la comida 'de las madres'

La falta de tiempo para cocinar sigue siendo una de las principales preocupaciones en lo que respecta a su alimentación diaria, según un estudio elaborado entre las personas que habitualmente comen fuera de casa.

Empleado comiendo con su tupper en la oficina
Empleado comiendo con su tupper en la oficina

El 43% de los españoles prefiere la comida elaborada por sus madres frente a otras opciones, como la comida rápida, la comida hecha por uno mismo, o incluso, los restaurantes de calidad. Esta es una de las principales conclusiones del Estudio Tappers: Hábitos de comida fuera del hogar, que demuestra que la cocina de toda la vida sigue siendo la opción predilecta para los españoles.

Según este análisis, el 83% de los españoles prefiere consumir comida casera en su día a día: el 52% se lleva un tupper a la oficina o la universidad, mientras que el 25% opta por comer directamente en casa y el 6% lo hace en casa de sus padres. Tan solo el 11% afirma que prefiere consumir el menú del día en un restaurante.

PRINCIPALES PREOCUPACIONES

Ahora bien, ¿cuáles son los principales impedimentos para poder disfrutar de una buena comida casera? Pues el 40% de los españoles alude a la falta de tiempo para cocinar, que sigue siendo una de las principales dificultades para consumir comida casera en el día a día. De hecho, el 58% le dedican entre 1 y 3 horas semanales a la cocina, y el 32%, de 3 a 6 horas.

"Los nuevos ritmos de vida, que cada vez son más rápidos, provocan que tengamos poco tiempo para cocinar, aunque seguimos queriendo disfrutar cada día de la comida casera de toda la vida", asegura Sergio Moya, responsable de marketing de Tappers. La falta de variedad en la dieta (28%), los malos hábitos de alimentación (20%) o la imposibilidad de poder comer "como en casa de los padres" (10%) son otras de las grandes preocupaciones que muestra el estudio.

Además, el informe revela que más de la mitad de los españoles (53%) piensa que sus hábitos de alimentación se mantienen estables a pesar de haberse independizado, aunque el 31% cree que su alimentación ha empeorado. Solo el 14% considera que es mejor desde que se fue a vivir solo.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña