Food | Las empresas de Asemac hornearán 10 millones de roscones de reyes

La gran distribución demanda roscones listos para descongelar y consumir pero el canal tradicional sigue apostando por el roscón preparado para fermentar, hornear y personalizar en el establecimiento.

El roscón tradicional con relleno es el más demandado
El roscón tradicional con relleno es el más demandado

Los fabricantes integrados en la Asociación Española de la Industria de Panadería, Bollería y Pastelería (Asemac) elaborarán más de 10 millones de roscones de reyes en su campaña de Navidad.

La campaña de producción de este dulce navideño se inicia en las empresas semanas antes del 6 de enero para lograr surtir los puntos de venta de manera eficaz y facilitar su comercialización en los dos días en los que se producen la mayoría de las solicitudes. Se estima que el producto llegará a 17,1 millones de hogares españoles.

Por canales, la gran distribución prefiere, de forma creciente en los últimos años, roscones listos para descongelar y consumir. Sin embargo, el canal tradicional sigue apostando por el roscón crudo, preparado para fermentar, hornear y personalizar en el establecimiento.

En general, el roscón más solicitado por el consumidor final es el de la receta tradicional (masa brioche de forma circular del mismo grosor en todo su perímetro) con relleno, en formato de uno o medio kilo y a un precio medio de entre 8 y 10 euros el kilo.

Las innovaciones aplicadas por la industria y el uso de la tecnología del frío ha hecho posible trasladar el método de elaboración tradicional del roscón de reyes al modo de producción moderno, sin restar un ápice de calidad, pero abaratando considerablemente el coste de producto.

El presidente de Asemac, Felipe Ruano, señala que “los procedimientos aplicados por la industria permiten reducir la inversión en equipamiento y la labor del personal destinado al acabado del producto en el punto de venta, y a la vez garantizan que el consumidor reciba un roscón de reyes de calidad superior, con el sabor y la textura tradicional y un acabado 'recién hecho' a cualquier hora del día y todo ello al menor coste posible”.

Según datos del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, en 2011 se gastaron 36,8 millones de euros en productos navideños como el turrón y el mazapán, lo que equivale a 0,8 kilos de consumo y 6,7 euros de gasto per cápita.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña