Food | El mercado exterior, la gran esperanza de la industria cárnica

Las exportaciones están compensando en parte las pérdidas registradas en el consumo interno, según el último informe agroalimentario elaborado por Cesce.

Ibéricos
La exportación compensa las pérdidas en el consumo interno

El último informe sobre el sector agroalimentario elaborado por la Compañía Española de Seguros de Crédito a la Exportación (Cesce) explica que la apertura de nuevos mercados, la búsqueda y puesta en valor de sinergias y la innovación para diferenciarse de la competencia están siendo y serán las principales armas de la industria cárnica para resistir la actual coyuntura.

El duro contexto en el que se encuentra la industria porcina, que representa el 80% del total de la producción de carne en España, ha terminado por forzar a algunas empresas del sector a clausurar sus instalaciones.

Ante estos problemas, las empresas han optado por la exportación de sus productos (creció un 14,5% en 2011), compensándose así la pérdida registrada en el consumo interno. En este contexto, destacan los llamativos incrementos experimentados en las exportaciones a países asiáticos tales como Japón (+50%), Corea del Sur (+100%) o China (+200%). También Rusia fue un destino que experimentó un incremento significativo (+66%). Ligado a este hecho, la carne congelada prosiguió mostrando un importante avance del 33,71%, ya que es el formato utilizado para su mejor conservación en largos periodos.

En cuanto al jamón, la buena respuesta de los mercados exteriores es la gran esperanza de los jamoneros (por segundo año consecutivo, 2011 fue récord del sector con un incremento del 8,6%, creciendo la cuota de los países extracomunitarios hasta el 21,7% frente al 19,2% en 2010). Además, empiezan a darse otros factores como el crecimiento de los formatos de libre servicio (supermercados e hipermercados), un incremento del precio de la materia prima y unos primeros signos de recuperación por parte del jamón ibérico que alientan el optimismo dentro del sector.

Con respecto a los elaborados cárnicos, se espera una nueva ralentización con un mercado aún débil y sin síntomas claros de recuperación hasta la segunda mitad de año, en el que los esfuerzos de la industria en precio seguirán siendo una constante, con las tarifas de la materia prima, por otra parte, en continuo crecimiento.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña