Food | ¿Quieres tener pan para año y medio? Ya es posible

Una startup ofrece panes funcionales con una tecnología que alarga la vida útil de este producto y evita el desperdicio.

Pan de Eat the Ball
Pan de Eat the Ball

'El secreto está en la masa'. Seguro que has escuchado este refrán hasta la saciedad pero ahora cobra un nuevo sentido en el terreno alimentario. Y es que la startup Eat the Ball, nacida en 2012 en Salzburgo, ha abierto una nueva categoría de panes con una tecnología patentada que permite incorporar rellenos funcionales con aporte de proteínas y, sobre todo, mantener la vida útil del producto a través de la congelación, sin conservantes ni colorantes, lo que da como resultado un "producto sano y sostenible", recoge un artículo de la consultora Intenso.

Pero, ¿cuál es el secreto de estos panes? Lo encontramos en materias primas seleccionadas en una fermentación y horneado "especial", a baja temperatura, y una congelación inmediata, lo que asegura la frescura hasta tres días, pudiendo permanecer en el congelador un año y medio y teniendo la posibilidad de volver a congelar sin pérdida de calidad del producto.

En dos años la startup Eat the Ball ha pasado a vender en Alemania y Estados Unidos

Además, la creatividad en la forma, en el relleno y en el peso por unidad (90 gr) son aspectos a tener en cuenta para dinamizar una categoría que ha innovado en ingredientes recuperando los cereales de antaño, pero poco en las formas. Por eso, esta propuesta se presenta con forma de pelota de fútbol americano, disco de hockey y voleibol con lo que llama la atención de los consumidores más deportistas. En dos años la startup ha pasado a vender en Alemania y Estados Unidos.

EVITAR EL DESPERDICIO

La iniciativa, desde luego, consigue evitar el desperdicio, uno de los principales males de nuestra sociedad. Hay un dato que lo dice todo: el 42% del desperdicio de alimentos se produce en los hogares de los consumidores, como recuerda la Asociación de Fabricantes y Distribuidores (Aecoc). Además, Europa genera el 14% del desperdicio mundial de alimentos y España es el séptimo que más comida desperdicia del continente, con 7,7 millones de toneladas, nada menos.

Ante esta problemática el Consejo Directivo de Aecoc aprobó en 2012 trabajar en un proyecto de colaboración entre todas las partes de la cadena (sector primario, industria, distribución, administración y bancos de alimentos) que cuenta con el apoyo de más de 450 empresas fabricantes y distribuidoras del sector del gran consumo, servicios logísticos y transporte.

Las empresas integradas en la iniciativa han logrado reducir en un 30% la cantidad de producto desperdiciado en estos siete años e incrementar en un 13% la cantidad de producto que, tras no ser comercializado, se ha donado a entidades benéficas.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña