Horeca | Makro competirá con Deliveroo y Glovo con su propio delivery para hostelería

El CEO de Makro en España, Peter Gries, presenta su proyecto piloto en España para impulsar el delivery de bares y restaurantes "a precio de coste" y sorteando "las abusivas comisiones" de los operadores. Cree que "la recuperación de la hostelería será mucho más rápida de lo que esperamos".

Makro competirá con Deliveroo y Glovo con su propio delivery para hostelería
Makro competirá con Deliveroo y Glovo con su propio delivery para hostelería

Makro ha puesto en marcha en España un proyecto piloto de delivery y take away para ayudar a bares y restaurantes a sortear la crisis derivada de la pandemia de coronavirus y tener un plan B ante las restricciones impuestas al sector de la hostelería. Una entrada de lleno en la competencia de plataformas como Glovo, Deliveroo o Just Eat.

Se trata, según avanza el consejero delegado de Makro en España, Peter Gries, de un proyecto que la compañía ofrece a bares y restaurantes para combatir las "injustas comisiones" que, a su juicio, imponen agregadores y plataformas de servicio a domicilio. El directivo ha calificado de "abuso" las comisiones de hasta el 35% que los agregadores y plataformas de delivery que hay en el mercado pueden llegan a cobrar a bares y restaurantes por pedido, y ha aplaudido la reciente limitación al 20% que el gobierno de Portugal ha aprobado sobre estas tasas durante su intervención en el encuentro 'R-Talks', organizado por Aecoc.

Según ha explicado Gries, esta novedosa solución tiene un coste de activación de 199 euros, donde Makro facilita al hostelero el material necesario para poner en marcha el servicio, y a partir de ahí tiene un coste mensual de 49 euros. Uno de los ejes de esta estrategia de servicios digitales es el delivery que, según Gries, volverá a duplicar su volumen en este 2021. El directivo de Makro ha señalado que el objetivo de la compañía es "democratizar y profesionalizar" la digitalización de bares y restaurantes, pero que éste no es el eje principal de la compañía, lo que les permite ofrecer estos servicios "a precio de coste". 

Este mismo miércoles, Makro ha revelado un estudio en el que se pone de manifiesta la importancia del delivey y el take away para la hostelería; un servicio que se ha disparado a raíz del confinamiento y las leoninas restricciones impuestas durante la pandemia de Covid-19. Con este plan de servicios digitales para la hostelería, Makro se propone ser "el marketplace de la hostelería", ofreciendo servicios que aporten visibilidad y faciliten gestiones esenciales, como las reservas, a todo tipo de bares y restaurantes.

En España la experiencia de ir un restaurante es única y es parte fundamental de un sector vital para el país

Peter Gries

No obstante, a pesar de todo este peso que está adquiriendo el delivery y el take away sobre el negocio de la hostelería, Gries no cree que estos servicios lleguen a substituir el negocio principal de bares y restaurantes. "En España la experiencia de ir un restaurante es única y es parte fundamental de un sector vital para el país".

CONFIANZA EN LA "RÁPIDA" RECUPERACIÓN DEL HORECA

Peter Gries ha remarcado que, a pesar del grave efecto que está teniendo la pandemia sobre bares y restaurantes -con el 30% de los establecimientos nacionales en riesgo de cierre- "la recuperación de la hostelería será mucho más rápida de lo que esperamos". Una afirmación basada en la experiencia obtenida tras la crisis económica de 2008 y en países que viven fases más avanzadas de la pandemia. "Hay mucha gente con ganas de recuperarse económicamente que abrirá restaurantes una vez vuelva la normalidad, y en China nos dicen que la recuperación nos va a sorprender. La gente está cumpliendo con todos los protocolos, pero tiene ganas de consumir y de recuperar su día a día", ha asegurado.

El directivo también ha detallado cuál ha sido el impacto de la Covid-19 sobre el negocio de Marko, que sustenta el 70% de sus ventas en la hostelería. En concreto, Gries ha explicado que la empresa cerró el 2020 con una caída del 17% en la facturación y ha augurado un 2021 de recuperación, impulsada por el consumo nacional, pero en el que la compañía aún no recuperará los niveles de negocio de 2019. "Somos conscientes de que tocará sufrir en enero y febrero, pero esperamos que tener más alegrías a partir de marzo y, sobre todo, en la segunda mitad del año".

En el repaso de los efectos de la pandemia, Gries ha lamentado que las administraciones -tanto Gobierno central como comunidades autónomas- no permitieran abrir sus establecimientos a los consumidores durante los primeros meses de confinamiento, tal y como ha sucedido en otros países, como Portugal. "Tenemos grandes superficies, con mucho surtido y una afluencia menor, donde hubiera sido cómodo y seguro comprar", ha explicado.

El director de Makro también ha proyectado un buen año de turismo nacional, aunque se muestra preocupado por la recuperación del mercado internacional. "Soy optimista en cuanto al consumo interno, incluso teniendo en cuenta que sufriremos a nivel macroeconómico, pero me preocupa que las compañías aéreas aún tardarán en volver a mover turistas a nivel internacional", ha señalado.

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña