Horeca | El sistema 'free-login' de las empresas de delivery eleva la precariedad, según la UOC

Se basa en ofrecer la posibilidad técnica a los riders de conectarse a la aplicación móvil de la empresa cuándo, dónde y tanto como quieran, "pero los repartidores de la plataforma no tienen el control total de su tiempo", argumentan los expertos.

Repartidor de Glovo
Repartidor de Glovo

En los últimos años, las empresas de reparto a domicilio de comida y ultramarinos han tenido un crecimiento exponencial, especialmente en las grandes ciudades, y todavía más durante la pandemia provocada por la Covid. La recientemente aprobada Ley Rider ha provocado respuestas diversas por parte de empresas como UberEats y JustEat, que ya venían testeando diferentes modelos de administración de personal desde sus inicios.

La aparición de un nuevo sistema de registro de los repartidores de inicio de sesión libre denominado 'free-login', un sistema parecido al que Deliveroo introdujo antes de abandonar el mercado español y que se basa en ofrecer la posibilidad técnica a los riders de conectarse a la aplicación móvil de la empresa cuándo, dónde y tanto como quieran, incrementa aún más la precariedad laboral de los riders o repartidores, asegura un estudio realizado por expertos de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC).

"Si la introducción del sistema del free-login ha acabado generando formas aún más precarias de trabajo es porque la remuneración se ha reducido", explica Melissa Renau, autora principal de este trabajo.

Los expertos señalan que esta situación de deterioro de las condiciones laborales de los repartidores se ha intensificado durante la pandemia, de forma más destacada desde abril de 2020. En concreto, el confinamiento propició que muchos restaurantes se sumasen al reparto de comida a domicilio y recurrieran a este tipo de plataformas, ya que era una de las pocas vías de facturación durante esos meses. De hecho, en ese período los clientes también hicieron un mayor uso de las plataformas de reparto. Se estima que durante la pandemia se han incrementado más del 40% los pedidos de comida a domicilio, así como el número de restaurantes que ofrecen este tipo de servicios, según el Gastrómetro 2021.

En marzo de 2020, durante el inicio de la pandemia, Deliveroo presentó una actualización de la aplicación que técnicamente permitía a repartidores de la plataforma conectarse a su aplicación móvil cuando, donde y tanto como quisieran. "En contra de lo que pueda parecer, en lugar de mejorar la libertad y flexibilidad de los repartidores, este cambio acabó generando aún más inestabilidad e inseguridad en el trabajo. Ahora, con la introducción de la Ley Rider, otras empresas que todavía operan en el mercado español, como Glovo, introducen sistemas que replican parte del modelo que introdujo Deliveroo en 2020", señala la UOC.

REDUCCIÓN DEL PAGO TOTAL

Estas empresas aprovecharon el inicio de la pandemia para reducir el pago total. "En este período se implementó una reducción en el pago mínimo por entrega y se realizaron importantes campañas de contratación desproporcionadas que redujeron el promedio de pedidos disponibles por repartidor", detalla Renau-Cano. Igualmente, debido al exceso de oferta de repartidores de plataforma y al funcionamiento del algoritmo de la aplicación, la distancia por entrega se redujo significativamente, lo que también hizo disminuir el tiempo de trabajo remunerado.

"Además de la falta de transparencia sobre el algoritmo, los riders de la plataforma no tienen voz en el sistema de pago que determina no solo cuánto se paga a un mensajero por entrega, sino también qué tareas se pagan", aseguran expertos de la UOC

"Además de la falta de transparencia sobre el algoritmo, los riders de la plataforma no tienen voz en el sistema de pago que determina no solo cuánto se paga a un mensajero o mensajera por entrega, sino también qué tareas se pagan", advierte la investigadora.

Según los expertos, se estima que el sector de la comida a domicilio en línea en España habrá tenido un volumen de negocio de más de 1.000 millones de euros en 2021, el 16% más que en 2020, en plena pandemia.

FUNCIONAMIENTO DEL 'FREE-LOGIN'

En el caso de Deliveroo la plataforma defiende que este sistema permite a los repartidores ajustar y modificar el horario laboral más libremente, ya que no tienen que planificar sus horarios con dos semanas de antelación. Además, también elimina los requisitos previos y permite que los riders empiecen a trabajar en distintos distritos de la ciudad y no se limiten a un área concreta.

El sistema de 'free-login' de Glovo va más allá ya que permite fijar precios a los repartidores a través de un multiplicador. No obstante, el sistema se basa en un mecanismo de subasta a la baja. lo que a su vez incentiva a los trabajadores a marcar precios muy bajos para seguir siendo competitivos. "Es decir, en la práctica estas ventajas no se traducen en los beneficios a los trabajadores y trabajadoras que prometen introducir", indica la experta.

Por ejemplo, en Deliveroo, la capacidad de decidir cuándo conectarse y desconectarse de la plataforma a través de este modelo no es suficiente para aumentar la flexibilidad y libertad de los trabajadores. "Al utilizar el sistema 'free-login', los repartidores de la plataforma no tienen el control total de su tiempo", detalla la experta.

Del mismo modo, con el modelo de inicio de sesión libre hay siempre más gente conectada y menos pedidos por persona, especialmente en las horas punta. "Es más, con este sistema no hay un máximo de horas de trabajo, y aunque no existe la imposición a iniciar sesión en una zona concreta, las zonas de alta demanda siempre serán donde se concentre el mayor número de repartidores, por lo que el repartidor no es 100% libre de empezar donde quiera", argumenta Renau-Cano.

POSIBLES SOLUCIONES

Ante este nuevo panorama del sector, cada vez más digitalizado y con una demanda creciente por parte de los consumidores en las grandes ciudades, los expertos detallan que es primordial garantizar no solo la seguridad y calidad del empleo de los trabajadores, sino también evitar que las empresas existentes limiten la aparición de negocios similares en el sector.

En esta línea se sitúan las diferentes medidas que constituyen la iniciativa europea para la mejora de las condiciones de trabajo de los trabajadores de plataforma. La propuesta de directiva, compuesta por más de veinte artículos, deberá ser incorporada por España en un plazo de dos años a partir de su entrada en vigor. En este sentido, aunque con la Ley Rider España ya ha avanzado parte de los aspectos incluidos en la directiva, como la presunción de laboralidad, otros aspectos, como la transparencia algorítmica, gozan de mayor alcance en la directiva.

"Es importante garantizar que las leyes de competencia no obstaculizan el surgimiento y crecimiento de organizaciones que colocan el interés de los trabajadores en el centro de su actividad", apunta la autora de la investigación, que concluye que entre otras medidas se debe aclarar por parte de las autoridades qué se considera como tiempo de trabajo efectivo en la economía de este tipo de plataformas.

"En el estudio recomendamos considerar tiempo de trabajo todo aquel período completo en el que el trabajador está disponible para la plataforma", recalca Renau-Cano.

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña