Horeca | El registro de clientes: otro "golpe" para la hostelería

Ante los numerosdos rebrotes que se están produciendo en toda España, algunas comunidades autónomas, como Madrid o Cantabria, obligan a que bares y restaurantes, entre otros establecimientos, lleven un registro de sus clientes para facilitar el rastreo.

El registro de clientes: otro "golpe" para la hostelería
El registro de clientes: otro "golpe" para la hostelería

El impacto de la crisis del coronavirus en la hostelería suma ahora un nuevo capítulo, derivado del aumento de rebrotes en toda España, que podría lastrar la recuperación de este sector, uno de los más castigados por la pandemia. Nos referimos a las nuevas medidas que están tomando diversas comunidades autónomas que obligan a bares y restaurantes, entre otro tipo de establecimientos, a registrar a sus clientes.

La última en establecer esta medida ha sido la Comunidad de Madrid. Las restricciones impuestas afectan a la hostelería, de modo que las terrazas y los establecimientos de ocio nocturno tendrán que pedir el DNI a sus clientes para llevar un registro que facilite el rastreo de contactos en caso de rebrotes. Además, estos espacios tendrán que cerrar a la 1:30 h de la madrugada y se prohíben las reuniones sociales de más de 10 personas.

A este respecto, el director general de la patronal Hostelería Madrid, Juan José Blardony, ha señalado que esta medida sería "otro golpe para el sector, puesto que la identificación de los consumidores "haría mucho más lento el funcionamiento y disuadiría a los clientes", además de ser una decisión que, a su juicio, "no se corresponde con la situación de riesgo" de Madrid, ha señalado en declaraciones a la agencia Efe.

Cantabria también ha tomado cartas en el asunto con medidas similares, puesto que restaurantes, hoteles, peluquerías y centros de estética deberán llevar también un registro público para facilitar la localización de las personas que hayan pasado por ese establecimiento si surge un foco.

En Castilla-La Mancha, las autoridades también exigen que se identifique a quienes acudan a locales de ocio nocturno a partir de la 1:00 de la madrugada.

Por su parte, la Xunta de Galicia obligará a todos los viajeros que lleguen a esa comunidad procedentes de zonas con alta incidencia de Covid-19 a que notifiquen sus datos de contacto y los días de estancia de manera obligatoria.

OTRAS RESTRICCIONES

A esta nueva exigencia de las administraciones autonómicas se unen otras restricciones que también afectan a la hostelería. En Andalucía, por ejemplo, la Junta ha determinado que el número de comensales en mesas de restaurantes baje de 25 a un máximo de 12. En el interior de los locales el aforo máximo será del 75%.

En Aragón se restringe el ocio nocturno y se establece un cierre obligatorio a las 12 de la noche; en Cataluña se ha limitado el aforo de bares y restaurantes al 50%; y en Navarra bares y locales nocturnos tendrán que cerrar a partir de las dos de la madrugada.

La patronal del sector, Hostelería de España, aludía recientemente a la "falta de previsión por parte de las autoridades" y señalaba que las nuevas restricciones que han impuesto en algunas regiones del territorio, como Aragón, Cataluña, Andalucía o País Vasco, "pueden conllevar una pérdida de confianza por parte de los ciudadanos, que podrían percibir a los establecimientos hosteleros como no seguros, lo que tendría terribles consecuencias para el sector".

Por ello, esta entidad pide a las Administraciones "planificación conjunta", a la hora de determinar las restricciones con motivo de los nuevos rebrotes de Covid-19 que están teniendo lugar en diversos puntos de la geografía.

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña