Horeca | Los restaurantes centenarios se pasan al delivery para sortear la crisis

Malacatín, Diego Verdú, José Luis o El Pimpi, entre otros restaurantes veteranos, han adaptado sus servicios al formato digital para paliar los efectos generados por la pandemia.

Interior del veterano restaurante El Pimpi de Málaga
Interior del veterano restaurante El Pimpi de Málaga

Durante los últimos meses y desde la irrupción de la pandemia de la Covid-19, el sector de la restauración en España ha vivido una situación compleja, debida a las restricciones consecuencia de las sucesivas olas que han traído consigo el distanciamiento social, los toques de queda y el cierre de la actividad muchos establecimientos, entre otras medidas. Todo ello ha llevado a que muchos restaurantes con una larga tradición, historia e incluso establecimientos centenarios se sumen al delivery y a la digitalización.

Entre ellos se encuentran restaurantes centenarios tan conocidos como el Malacatín, tradicional establecimiento madrileño abierto en 1893, o el Diego Verdú, que abrió en Oviedo en 1878. También otros restaurantes tradicionales muy conocidos por el público local como La Esquinica, un restaurante con más de 50 años de historia en Barcelona; José Luis, con su emblemático establecimiento presente en la madrileña calle de Serrano desde 1957; o el malagueño El Pimpi, abierto en 1971, se han sumado al delivery durante estos últimos meses, reinventando y adaptando sus servicios a la situación.

Además, como os contábamos recientemente, firmas emblemáticas como Casa Amadeo, con sus afamados caracoles, o la Antigua Pastelería El Pozo, las más veterana de España, han seguido esta tendencia que les ayuda a sortear la crisis que vivimos desde el inicio de la pandemia.

MARCAS VIRTUALES, PILAR DEL NEGOCIO EN 2021

Todos ellos han apostado por innovar y han optado por el delivery y la creación de marcas virtuales a través de las plataformas digitales para adaptarse a las restricciones, maximizar las oportunidades de negocio y continuar operando en los próximos meses.

En ese sentido, según una encuesta elaborada por Deliveroo a principios de año a sus restaurantes asociados, el 81% de los establecimientos que reparten con esta plataforma invertirá en servicios de delivery para convertirlo en un pilar para su negocio en 2021.

Por su parte, el 77% de ellos tienen previsto invertir más en tecnología y digitalización este año para afrontar la crisis económica, ya que a pesar de la reapertura de la hostelería, el 30% de los restaurantes indica que su negocio tendría que cerrar en menos de seis meses sin el delivery.

Esto pone de manifiesto el impacto positivo que generan las plataformas de food delivery en los ingresos de los restaurantes, también en los más tradicionales, impulsando su adaptación a los nuevos tiempos y contribuyendo en general a la dinamización del sector de la restauración en España. Como ejemplo de ello, el 85% de los restaurantes que cuenta con el servicio de reparto de comida a domicilio de Deliveroo afirma haber aumentado sus ingresos a raíz de la colaboración con la compañía.

A este respecto, un análisis de la consultora Kantar subrayaba a finales del pasado año que el crecimiento exponencial que ha registrado el delivery durante la pandemia y que ha ayudado a controlar la caída del sector de la restauración (-35%).

Parece obvio, por lo tanto, que es uno de los hábitos que ha llegado para quedarse, al haber captado durante el primer confinamiento a más de 2,2 millones de compradores -que se suman a los 11 millones de compradores ya habituales del canal- y haber mantenido fuertes ritmos de crecimiento de forma constante a lo largo de los últimos meses. De esta forma, el delivery y el takeaway experimentaron una aceleración del +85% y +60%, respectivamente, y se reafirma como una tendencia al alza.

ADAPTACIÓN AL DELIVERY

"En nuestros casi 50 años de historia, la Esquinica siempre ha buscado ofrecer un formato innovador y adaptarse a las necesidades de nuestros clientes. Por ello, en mayo de 2020 comenzamos a ofrecer servicio a domicilio para poder hacer frente a la crisis sanitaria. Para ello, adaptamos nuestra carta y comenzamos a operar también en formato digital. La entrega a domicilio representa después de apenas un año una parte relevante de nuestro negocio", explica Paco Marco, del restaurante barcelonés La Esquinica.

Para Jesús Valdés, del restaurante asturiano Diego Verdú, un establecimiento con más de 140 años de historia, "el último año ha supuesto tener que afrontar nuevos retos debido a las restricciones por la crisis sanitaria". "Comenzamos a ofrecer entrega a domicilio hace un año pero ahora, al unirnos a Deliveroo, hemos logrado un avance en cuanto a digitalización y nos está ayudando a llegar a muchos más clientes y a realizar una gestión más eficiente de nuestra oferta para entregar", afirma.

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña