Horeca | Sanidad recula y ahora quiere quitar las restricciones a la hostelería

El Gobierno ha hecho este nuevo planteamiento después de que la Audiencia Nacional paralizara este lunes estas restricciones en la Comunidad de Madrid.

Sanidad recula y ahora quiere quitar las restricciones a la hostelería
Sanidad recula y ahora quiere quitar las restricciones a la hostelería

El Ministerio de Sanidad ha dado marcha atrás respecto a las restricciones a la hostelería que aprobó la semana pasada y que se encontró con el rechazo de comunidades como Madrid y Euskadi, entre otras. Propone ahora eliminar dichas restricciones y permitir la apertura del ocio nocturno también en zonas en un nivel medio de riesgo y no solo bajo, medidas que, en todo caso, serán objeto de revisión y flexibilización según evolucione la pandemia, tal y como consta en el borrador que el departamento que dirige Carolina Darias envió este lunes por la noche a los consejeros y al que ha tenido acceso Efeagro.

Sanidad ha hecho este nuevo planteamiento después de que la Audiencia Nacional paralizara este lunes estas restricciones en la Comunidad de Madrid ante "el riesgo de generar situaciones de incertidumbre y de menoscabo (que pudiera ser grave) a los intereses de los afectados últimos por la decisión de imponer restricciones distintas a las ya existentes".

Tras conocerse la noticia, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, aseguró que el Ministerio "busca consenso y trata de evitar la judicialización del proceso". "Sería una pena que vaya a depender de las autoridades judiciales porque no hayamos encontrado alternativas suficientes", añadió. De forma que, "si no se pueden aplicar las medidas por motivos judiciales, se buscarán alternativas lo más consensuadas posibles", subrayó.

NUEVO PLANTEAMIENTO

En concreto, el nuevo planteamiento de Sanidad suprime todo lo referente a las limitaciones a la hostelería; lo acordado con el voto en contra de cinco comunidades -Andalucía, Madrid, Cataluña, Murcia y Galicia- y la abstención de otra -Castilla y León- fue dejar abrir estos establecimientos hasta la una de la madrugada, sin poder servir más allá de las doce de la noche, además de otras restricciones de aforo.

Asimismo, modifica el apartado que aludía al ocio nocturno: si antes solo se permitía su apertura hasta las 2.00 horas, ampliable a las 3.00, en zonas de hasta nivel 1 de alerta, en el borrador incluye también a las que están en el nivel 2. En la actualidad, solo País Vasco y La Rioja se sitúan por encima en el nivel 3.

"La apertura de los locales de ocio nocturno se podrá autorizar cuando la situación epidemiológica de la unidad territorial de referencia para el control de la Covid-19 de la comunidad autónoma en la que se encuentre el local esté fuera de los niveles de riesgo o en los niveles de alerta 1 y 2, de acuerdo al documento 'Actuaciones de respuesta coordinada para el control de la transmisión de la Covid-19'", recoge el borrador.

Por último, añade un párrafo para especificar que las medidas acordadas "podrán serán objeto de revisión y flexibilización a medida y en consonancia con la evolución de la pandemia".

LA INDIGNACIÓN DE LOS HOSTELEROS

José Luis Yzuel, presidente de la patronal Hostelería de España, rechazó ya el pasado viernes las restricciones acordadas por el Ministerio de Sanidad y una mayoría de comunidades, y expresó sus dudas por que pudieran aplicarse.

Yzuel manifestó su "sorpresa, cabreo e indignación" ante unas restricciones que son "muy difíciles de entender en un momento en el que la luz al final del túnel está cada vez más cerca", señaló.

La patronal calificó la resolución de Sanidad de la pasada semana de "incoherente y deslegitimada" y subrayó que sólo cabe interpretarse "a la luz de la búsqueda de confrontación, especialmente significada contra la Comunidad de Madrid".

"Desde el Gobierno de España, se nos sigue situando en el centro de un falso debate sanitario, técnicamente discutible y, en cualquier caso, muy debilitado en la situación epidemiológica actual", señaló la patronal. "Esta 'obsesión' no se puede interpretar desde el razonamiento sanitario, sino más bien desde la generación artificial de nuevas polémicas que desvíen la atención sobre asuntos que sí preocupan a los ciudadanos y especialmente al sector de la hostelería: la movilidad de los ciudadanos vacunados, la oportunidad perdida de las ayudas al turismo impulsadas por la UE, la 'estafa' de las ayudas directas, etc.", aseguró.

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña