Industria auxiliar | Los transportistas piden que sea el distribuidor quien se encargue de la descarga de mercancías

El sector del transporte español pide a la nueva ministra del ramo, Raquel Sánchez, que tome nota de Portugal y prohíba que sean los conductores profesionales quienes descarguen la mercancía a su llegada al almacén de distribución.

Transportistas españoles
Transportistas españoles

Hoy nos hacemos eco de esta información que publica el medio especializado Ruta del Transporte: El Gobierno portugués ha publicado esta misma semana el decreto ley por el que regula todos los aspectos relacionados con la carga y descarga de los camiones en su territorio.

Entre los primeros aspectos que regula está el tiempo de espera, que lo fija en dos horas como máximo desde que el conductor registra el vehículo en las instalaciones del cargador hasta que las abandona. Las sanciones, por cada hora de retraso en la carga, van desde los 12 a los 40 euros, según el tipo de vehículo y si la operación es nacional o internacional. Uno de los aspectos más relevantes de la normativa es que deja claro que el transportista no realizará labores de carga y descarga: "La carga y descarga de la mercancía debe ser realizada por el expedidor o el destinatario de la mercancía, según se trate de carga o descarga, respectivamente, salvo en los casos previstos en la normativa laboral colectiva vigente", señala el texto.

Eso en Portugal. Aquí en España, los transportistas llevan años pidiendo al Ministerio de Fomento que regule en este sentido, ya que hoy por hoy son los propios conductores profesionales quienes realizan estas tareas que, en teoría, deberían ser asumidas por el distribuidor que recepciona la mercancía (parece evidente que se trata de un trabajo de almacén y no de transporte). 

Según informa Ruta del Transporte, la Asociación de Transporte Internacional por Carretera (Astic) solicitará a la nueva ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, que España prohíba la carga y descarga de mercancías por parte de los conductores profesionales, tal y como acaba de hacer Portugal.

Según la patronal, cerca del 70% de los conductores profesionales de vehículos pesados participa en la carga y descarga. Una labor, denuncian, "totalmente ajena a su actividad profesional que acarrea abusos, fatiga en los conductores, lo que puede traducirse en siniestralidad al volante, accidentes laborales al ejecutar las labores de carga y descarga y al manipular la mercancía, lo que afecta a los propios conductores (bajas laborales) y a las empresas transportistas que ven incrementados sus costes".

Una petición que se suma a la de la Federación Nacional de Asociaciones de Transporte de España (Fenadismer), que denuncia que apuntan que la negativa hasta ahora del Ministerio de Transportes a esta reivindicación carece de motivos técnicos o legales que justifiquen tal negativa. En este sentido, las asociaciones creen que "Si Portugal puede prohibirlo, España también". La pelota está ahora en el tejado de la nueva ministra. 

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña