Non food | La perfumería carga contra la OCU: "Desconocen la regulación del sector"

Stanpa asegura que las barras de labios son "seguras" y critica el estudio de la organización de consumidores asegurando que esta entidad "desconoce la regulación".

Mujer aplicando una barra de labios
Mujer aplicando una barra de labios

La Asociación Nacional de Perfumería y Cosmética (Stanpa) ha salido al paso de la denuncia de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), sobre la que os informábamos este pasado jueves, en la que alertaba de la presencia de ingredientes "peligrosos" para la salud en varias marcas de pinturas de labios, en concreto referencias concretas de Kiko, MAC y Too Faced.

"El estudio demuestra desconocer la regulación y las recomendaciones del sector que, sin duda, malinterpreta. Los aceites minerales se llevan utilizando en cosmética desde hace más de 100 años como ingredientes seguros para el consumidor", señala Stanpa.

La patronal del sector recuerda que el uso de estos aceites desde la perspectiva alimentaria se lleva estudiando desde hace más de 15 años. "La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) se ha pronunciado favorablemente y el sector cosmético siempre ha tenido en cuenta la literatura científica publicada al respecto para hacer las evaluaciones de seguridad", asegura.

Respecto a los metales pesados, la entidad recuerda que, en su artículo, la OCU confirma que la presencia de trazas en todos los productos analizados está dentro de los límites establecidos por el Instituto Federal Alemán de Evaluación de Riesgos, "por lo que la propia organización afirma que no suponen un riesgo para la salud humana", indica.

ESTUDIOS Y REGULACIÓN

En cuanto a los aceites minerales, según la organización de consumidores, las barras de labios pueden incluir en su composición aceites minerales derivados del petróleo que, si no se refinan bien, pueden arrastrar impurezas de MOSH (Mineral oil saturated hydrocarbons), MOAH (Mineral oil aromatic hydrocarbons) y POSH (Polyolefin oligomeric saturated hydrocarbons) y, sustancias que si se ingieren pueden resultar tóxicas, incluso potencialmente cancerígenas.

"Como en anteriores ocasiones, la OCU critica la falta de una normativa que establezca unos límites de seguridad", dice la Asociación y aclara que los aceites minerales utilizados en los productos cosméticos son, en términos químicos, los llamados MOSH. "Estudios científicos demuestran que los MOSH no se absorben a través de la piel", recalca.

Por lo que se refiere a los MOAH, Stanpa recuerda que el Reglamento Europeo sobre Productos Cosméticos "regula los aceites minerales y define las estrictas condiciones que deben cumplir para garantizar su uso seguro en productos cosméticos, siempre que se conozca en su totalidad el historial del refino y cuando se haya verificado que la sustancia a partir de la cual se producen estos aceites no es carcinógena". "De este modo la regulación europea permite asegurar que las posibles trazas de MOAH que pudiesen estar presentes en el producto después de su purificación son totalmente seguras para los consumidores", subraya.

SEGURIDAD EN EL USO DE LABIALES

Stanpa alude también a la Recomendación sobre aceites minerales emitida por la Asociación Europea de productos cosméticos, Cosmetics Europe, que define las especificaciones que deben cumplir para garantizar la seguridad cuando se utilizan en productos labiales. Son estas:

1.- Los ingredientes deben de ser de alta calidad y cumplir con los requisitos de pureza exigidos por farmacopea, el más alto estándar de calidad empleado para productos farmacéuticos.

2.- Se recomienda el uso de aceites minerales de grado alimenticio, cuya seguridad está aprobada por el Comité de Expertos en Aditivos Alimentarios de la (JECFA) y para los que ha sido identificada una ingesta diaria admisible (IDA) por la EFSA (Agencia Europea de seguridad alimentaria) y la JECFA.

3.- Adicionalmente, también recoge otra serie de especificaciones que determinan la calidad de los aceites minerales como son la viscosidad, el peso molecular, y el número de carbonos, este último en línea con la regulación alimentaria. 

BARRAS DE LABIOS "CON GARANTÍAS"

Por todo ello, la patronal de perfumería y cosmética "reafirma la seguridad de las barras de labios". "Las consumidoras pueden usarlos con total garantía. Todos los ingredientes utilizados son ampliamente probados y cumplen los más altos estándares en términos de pureza y calidad. Estos requisitos se aplican, por supuesto, a las materias primas cosméticas a base de aceite mineral utilizados en los productos de labios", apostilla.

Stanpa ha puesto esta información en conocimiento de las autoridades sanitarias españolas

Stanpa ha puesto esta información en conocimiento de las autoridades sanitarias españolas y lamenta que la OCU haya presentado un análisis "cuya metodología no se describe y cuya autoría se desconoce". La entidad recuerda que la seguridad es "uno de los pilares básicos" de la industria cosmética y que la salud y seguridad de los productos, en este caso de las barras de labios, "está garantizada por múltiples estudios y por una de las legislaciones más restrictivas y seguras del mundo, como es la de la Unión Europea".

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña