Non food | La OCU carga contra Eroski, Mercadona, Scottex y Colhogar

Afirma que toallitas húmedas de estas marcas "no son desechables" y las critica por "su publicidad engañosa".

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha analizado cuatro marcas de toallitas destinadas a adultos que se anuncian como alternativa del papel higiénico clásico. Se trata de papel higiénico húmedo biodegradable de Eroski, papel higiénico húmedo Fresh de Scottex, papel higiénico húmedo Pure de Colhogar y Papel higiénico húmedo WC Bosque Verde (Mercadona). En su publicidad estos productos aseguran ser biodegradables y desechables por el inodoro. También insisten en que son 100% celulosa.

"Se trata de un caso claro de publicidad engañosa", alerta la OCU

Pues bien, según los resultados del laboratorio que hace públicos la organización, "ninguna es desechable por el váter ya que no logran disgregarse después de 48 horas de agitación". Por otra parte, las conclusiones del estudio revelan que son toallitas que contienen fibras sintéticas, por lo que tampoco puede afirmarse que son papel higiénico o 100% celulosa. "Se trata de un caso claro de publicidad engañosa", alerta la OCU.

En noviembre de 2016, la organización realizó un análisis de 19 toallitas húmedas para niños, que se venden como sustituto del papel higiénico. Las pruebas de laboratorio demostraron que ninguno de estos productos era desechable ni biodegradable y, por tanto, "en ningún caso deben arrojarse al váter como el papel higiénico", advertía.

PIDE MEDIDAS

Por todo ello, la OCU denuncia el impacto negativo que tiene el uso de estas toallitas, si se siguen las instrucciones de los fabricantes y se arrojan al inodoro. Por una parte, pueden producir atrancos en las cañerías de los propios usuarios que pueden tener un elevado coste. Por otra parte, el aumento exponencial del consumo de toallitas esta ocasionando graves problemas en las redes de saneamiento, con importantes daños y elevados costes que finalmente repercuten en los ciudadanos, a los que pide que se abstengan de arrojar las toallitas al váter y las tiren a la basura con el resto de los residuos.

La OCU reclama una normativa que detalle los requisitos para que estos productos pueden anunciarse como desechables y biodegradables

Para atajar este creciente problema, la organización insta a tomar medidas a las diferentes administraciones implicadas. "Por una parte, es necesario perseguir y sancionar la publicidad engañosa de los fabricantes. Hay que establecer una normativa que detalle los requisitos para que estos productos pueden anunciarse como desechables y biodegradables. Además, se debería obligar a los fabricantes a incluir en su publicidad, de forma bien visible, que no es recomendable arrojar las toallitas al váter", concluye.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña