Retailers | El Gobierno y la distribución se sientan para atajar la crisis del campo

La patronal Anged, que representa a cadenas como El Corte Inglés, Carrefour, Eroski o Alcampo, recuerda que las soluciones a los problemas estructurales del campo en España requieren el compromiso de muchos actores de los que la distribución es tan sólo una parte.

El Gobierno y la distribución se sientan para atajar la crisis del campo
El Gobierno y la distribución se sientan para atajar la crisis del campo

Tras la primera reunión de la Mesa de Diálogo Agrario, mantenida el pasado lunes, el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, inicia este miércoles las reuniones con empresas de la gran distribución para abordar los problemas del sector agrario.

Unos encuentros a los que la distribución comercial ha anunciado "acudir con el compromiso a colaborar con el Ministerio y el resto de eslabones que componen la cadena de valor, en la búsqueda de soluciones que ayuden a mejorar la situación del sector agroalimentario y la producción española". Eso sí, siempre "desde el respeto a los intereses de los consumidores y en el marco del Derecho de la competencia".

Desde la patronal Anged, que representa a cadenas como El Corte Inglés, Carrefour, Eroski o Alcampo, señalan que "asumen su compromiso" a la vez que añaden que, "dada la complejidad del debate, creemos que es importante situar bien el papel que pueda jugar la distribución comercial, como uno de los principales clientes del sector primario, pero no el único ni más importante en el caso de muchas producciones".

Según datos del Ministerio de Agricultura que refleja la patronal, el 52% de la producción agraria española se destina directamente a la exportación. El resto de la producción agrícola se destina casi a partes iguales a la industria transformadora y el comercio interior, sin olvidar el peso de la restauración y bares (consumen en torno a un 10%). En el caso de frutas, verduras y hortalizas, un 9% de la producción total se vende a través del comercio tradicional y los mercas y un 11% restante a través de supermercados e hipermercados.

Por eso, añade Anged, las soluciones a los problemas estructurales del campo en España requieren el compromiso de muchos actores y en ese sentido es positivo que el Ministerio de Agricultura haya abierto una vía de diálogo con todos ellos.

"Las grandes empresas de Distribución -señala Anged- son las primeras interesadas en ayudar al campo español para que mejore su dimensión empresarial y pueda orientar su producción a las nuevas tendencias del consumidor nacional e internacional. Es importante buscar soluciones de futuro, que permitan a los agricultores a ser más competitivos, aprovechar economías de escala y ofrecer a sus clientes de la mayor estabilidad".

De hecho, recuerda la patronal, las empresas de Anged compran fundamentalmente a cooperativas y grandes productores que representan la parte mejor organizada del sector agrario. Por tanto, son cooperativas y productores que pueden obtener mejores condiciones para sus asociados; reducir los eslabones intermedios; garantizar un volumen de comercialización que permita optimizar costes y resolver problemas de sobreproducción. "Nuestras cadenas de aprovisionamiento, con carácter general, son más cortas (menos intermediarios) y eficientes. Como resultado, no encarecen los productos artificialmente, porque la obligación de cualquier empresa de distribución, en un mercado competitivo, es la de mejorar el poder adquisitivo de los ciudadanos. De hecho, el margen neto de las empresas del sector oscila entre el 2% y el 2,5%", recuerda.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña