Retailers | Jorge Benlloch, ¡despedido de El Corte Inglés un año después de su contratación!

El ex director general de La Sirena, fichado para impulsar su división de alimentación y cosmética, abandona la compañía sin derecho a indemnización. No es el primer ejecutivo de solvencia que no 'encaja' con el establishment de El Corte Inglés.

Jorge Benlloch, ya exdirector de Alimentación de ECI.
Jorge Benlloch, ya exdirector de Alimentación de ECI.

El director de Alimentación y Cosmética de El Corte Inglés, Jorge Benlloch, fue despedido el pasado 30 de abril, según ha podido saber Food Retail & Service FRS, apenas un año después de su nombramiento.

Según ha publicado Economía Digital, su marcha ha sido consecuencia de desavenencias con su presidenta, Marta Álvarez, en relación a la gestión y la estrategia. Benlloch habría dejado el cargo sin posibilidad de indemnización al no haber cumplido el período íntegro de prueba.

Bajo la dirección general de José María Folache, a Benlloch se le había encargado la misión de revitalizar el negocio alimentario, que factura cerca de 3.000 millones de euros y abarca multitud de enseñas y divisiones, entre las que se encuentran Supermercados El Corte Inglés, Hipercor, Supercor (que incluye Supercor Express y Stop&Go), Gourmet Experience, el área de restauración y las tiendas de Sánchez Romero.

Expertos consultados por FRS aseguraban que la situación de la compañía exigía una profunda reestructuración, requisito indispensable para conquistar la posición perdida de El Corte Inglés como el supermercado premium por excelencia de nuestro país, lo que a su vez permitiría abordar con garantías de éxito la prevista salida a bolsa antes de 2028, según consta en el acuerdo suscrito con Mutua Madrileña.

En principio, se habían dado los pasos en la dirección adecuada. El pasado mes de septiembre, la compañía que preside Marta Álvarez anunció el traspaso de 47 de sus establecimientos Supercor a Carrefour a cambio de 60 millones de euros. La compañía explicó entonces que su objetivo era desarrollar una red de tiendas de alimentación diferenciadas, con una "oferta comercial amplia y de calidad".

El grupo de distribución proyectaba abrir nuevos supermercados de la marca Supercor, de entre 800 y 1.500 metros cuadrados, además de supermercados El Corte Inglés en la línea de su reciente inauguración en Sotogrande (Cádiz), reconvertido a partir de un Supercor.

Benlloch, de perfil innovador y a priori capaz de reflotar proyectos en apuros, parecía apto para la misión. No en vano, en sus cinco años al frente de La Sirena, consiguió impulsar el negocio, refinanciar su deuda y vender la compañía al nuevo accionista: Excelsior Times. Durante sus apenas cinco años de gestión, las ventas y el Ebitda se incrementaron considerablemente (+62% en 2021 vs 2019) y, en términos comerciales, implementó una nueva estrategia de marketing y CRM con La Sirena Club, que supuso un ahorro del 20%.

"La estructura de ECI repele el tejido externo"

Hay que recordar que Jorge Benlloch no es el primer directivo de reconocida solvencia que no encaja en la estructura de la compañía. Antes que él, Enric Ezquerra y Pascual Campos, ambos procedentes de Supermercados Sánchez Romero (adquirido por ECI), abandonaron por ejemplo el barco en circunstancias similares, y apenas quedan supervivientes de la hornada de ejecutivos que aterrizó entre 2007 y 2010 procedente de Carrefour

"ECI es una estructura obsoleta que repele cualquier tejido externo, donde el trasplante de talento a menudo produce rechazo", comenta un experto, buen conocedor de la casa.

El trasfondo de las ideas y venidas de tantos directivos, según apuntan diversas fuentes, es una dirección excesivamente intervencionista que confía poco en sus mandos y no les otorga la libertad y la confianza necesaria para desempeñar sus funciones. "La presidenta se mete en todo, hasta el punto de elegir el color de un determinado mueble de tienda", apuntan.

"Sólo veo dos soluciones: una de alto riesgo y otra que no sé si es posible. La primera consiste en una transformación profunda de la compañía, pero creo que, salvo que cambie el Governance y se aparte a ciertas personas, es inviable. La segunda solución es que surja, dentro de la propia organización, alguien con suficiente liderazgo y conocimiento que reforme desde dentro. Aunque viable, es poco probable, por lo que no veo una solución clara a corto plazo", abunda la misma fuente.

"Compras es dios"

Otra fuente conocedora de la casa apunta al excesivo poder que acapara el departamento de Compras como más que posible trasfondo de la salida de Benlloch: "Compras es dios en El Corte Inglés, algo arcaico, apostaría que le han hecho la cama". Esta fuente considera que la estrategia debería planificarse desde otro departamento que diseñe la apuesta por canales, formatos y clústeres de tiendas.

Lo cierto es que este nuevo despido, tras apenas un año en el cargo, supone un nuevo descrédito para El Corte Inglés en lo que sin duda ha de considerarse un fracaso o bien de integración o de selección o de diseño del puesto.

Un experto directivo de una empresa fabricante aporta, no obstante, otro punto de vista: "El Corte Inglés tiene un modelo propio de gestión del canal de alimentación que hay que conocer y saber manejar y que no se puede transformar fácilmente en el de otros, por buenos que parezcan. La solución la tendría el propio departamento de Recursos Humanos, que debería apostar más por gente de la casa y potenciarla en vez de seleccionar directivos, vía contactos o head hunters, que no son capaces de adaptarse al modelo y que terminan saliendo en poco tiempo, frustrando de paso a los equipos de toda la vida".

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña