Retailers | El Congreso Horeca de Aecoc analiza los retos de un sector en pleno cambio

Esta cita ha reunido a más de 500 profesionales y 30.000 empresas. Los asistentes han debatido sobre los nuevos modelos de negocio y las claves para ganarse al consumidor del mañana. Asimismo, se ha puesto sobre la mesa que 2019 será "un año difícil para el turismo".

Javier Campo, presidente de Aecoc, en la inauguración del Congreso Horeca
Javier Campo, presidente de Aecoc, en la inauguración del Congreso Horeca

El Congreso Horeca de Aecoc, celebrado en el Palacio Municipal de Congresos de Madrid, ha reunido durante dos jornadas a más de 500 profesionales y directivos de toda la cadena de valor de la Hostelería, entre los que figuran altos cargos de empresas como Coca-Cola, Restalia, Glovo o Deliveroo. En esta cita, que ha con más de 30.000 empresas, los asistentes han debatido sobre los nuevos modelos de negocio y la implicación que aspectos como la sostenibilidad, la innovación o la digitalización tienen sobre los mismos o las claves para ganarse al consumidor del mañana.

El presidente de Aecoc, Javier Campo, abrió el Congreso analizando un escenario marcado por la ralentización económica pero en el que, según afirmó, hay que descartar que nuestro país entre en recesión, al menos en los dos próximos años. Aun así, en su opinión, hay aspectos de nuestra economía que requieren de atención, ya que las exportaciones, que han tirado de la economía, se han parado y se prevé que el 2019 sea "un año difícil para el turismo", ya que España tendrá que competir con otros destinos que se suman a la oferta de sol y playa a precios mucho más baratos que los nuestros.

"Aunque se han creado 2,8 millones de empleos en los últimos cinco años, nuestro mercado laboral sigue siendo claramente vulnerable"

Javier Campo, presidente de Aecoc

Campo destacó también que, aunque se han creado 2,8 millones de empleos en los últimos cinco años, nuestro mercado laboral sigue siendo "claramente vulnerable", con elevados porcentajes de desempleo juvenil y de parados de larga duración. En un contexto con un 14% de paro juvenil resulta "sorprendente", añadió, que el sector de la restauración no encuentre profesionales cualificados para cubrir ciertos puestos. Por ello, apeló a "apostar por la formación", muy especialmente por la formación dual, como palanca de empleabilidad juvenil y una buena forma de acercar los planes de formación a las necesidades reales de las empresas.

Junto al presidente de Aecoc participó en el bloque inaugural del Congreso el presidente de Hostelería de España, José Luis Yzuel, que se mostró muy preocupado "por las medidas legislativas que se están tomando en ciudades como Madrid o Barcelona". Según indicó, el 82% de las empresas de Madrid central ha bajado sus ingresos un 10%, lo que invita a la reflexión sobre el impacto que tienen para el tejido empresarial las medidas que se toman. Yzuel avanzó que el primer trimestre del año ha sido positivo para la restauración y que la previsión es cerrar el año con crecimientos similares a los del pasado año en que se cerró con un incremento del 2,5%.

GLOVO DEFIENDE SU MODELO

Por su parte, el cofundador de la empresa de delivery Glovo, Sacha Michaud, avanzó que la compañía tiene previsto cerrar 2019 con 800 millones de ventas brutos, lo que supone un crecimiento de un 350%. El directivo compartió los principales ejes de trabajo de la firma, que ya cuenta con dos establecimientos en Madrid para ampliar la cobertura de sus servicios de delivery y también con cocinas "oscuras" ('black kitchens'), en las que trabajan con 20 restaurantes de todo el país y también con marcas solo digitales. Concretamente, Glovo cuenta con ellas en Barcelona y Madrid, una en cada ciudad, desde las que colaboran con las marcas.

Glovo busca expandirse en mercados donde pueden ser líderes, como Latinoamérica, y consolidar aquellos más maduros, como el Sur de Europa

El ejecutivo explicó también que, además de la búsqueda de inversores, la empresa busca expandirse en mercados donde pueden ser líderes, como Latinoamérica, y consolidar aquellos más maduros, como el Sur de Europa. Por último, ha declarado la voluntad de invertir en recursos humanos para la contratación de 200 ingenieros para optimizar tecnológicamente los procesos internos de la compañía.

Preguntado por las condiciones laborales de sus famosos 'riders', Michaud afirmó que hay una "inseguridad jurídica" y que la industria ha pedido una mesa de diálogo para analizar el trabajo de las personas que se dedican al delivery. "Estamos convencidos de que nuestro modelo es legal en España. Operamos en 22 países y el único país donde se judicializa es España. Hay que mirar hacia dónde va el empleo y cuáles son las tendencias", indicó el directivo destacando que el 60% de sus repartidores trabaja menos de 10 horas semanales y que la mayoría quiere la flexibilidad.

Esta firma cuenta actualmente con 30.000 repartidores en el mundo, 7.000 en España, todos ellos autónomos y con contratos de 'trade', es decir, que tienen a Glovo como cliente principal.

Sacha Michaud, cofundador de Glovo, declaró que no se siente un competidor de la distribución sino un "aliado digital"

Michaud declaró finalmente que no se siente un competidor de la distribución sino un "aliado digital" y que su objetivo como compañía es seguir expandiéndose en nuevos mercados y demostrar que cuentan con un modelo de negocio rentable.

DELIVEROO APELA A LA FLEXIBILIDAD

Por su parte, el director general de Deliveroo en España, Gustavo García, analizó en este marco el gran cambio que está experimentando el consumo en nuestro país, con un gran crecimiento del 'food delivery' "porque la gente ya no cocina", dijo.

Asimismo, el directivo reflexionó sobre la velocidad con la que se está transformando el mundo del empleo. En muy poco tiempo el consumidor está cambiando muchísimo y lo que ocurre es que la innovación va mucho más rápido que la legislación, algo que, en su opinión, ha ocurrido con todos los desarrollos
tecnológicos.

En este contexto, Gustavo García se mostró partidario de "flexibilizar el empleo" como la mejor manera de seguir creando puestos de trabajo, si bien ha precisado que su compañía quiere avanzar hacia modelos que incluyan, además, mayor seguridad. En ese sentido, puso como ejemplo a Francia, que ofrece opciones a los negocios digitales de impulsar contratos 'trade' que permiten disponer de flexibilidad sin renunciar a la protección del trabajador.

El director general de Deliveroo explicó que en la compañía los repartidores trabajan en torno a 20-25 horas semanales, que cuentan con mucha presencia de estudiantes que trabajan normalmente los fines de semana y también con personas que complementan sus trabajos para obtener unos ingresos extras. "La mitad de desplazan en moto y la otra mitad en bicicleta y cobran unos 10 euros brutos a la hora, es decir unos 200-250 euros semanales".

"Estamos abiertos abiertos a sentarnos con el Gobierno para hablar de cómo se está transformando el empleo, nuestra posición es de diálogo"

Gustavo García, director general de Deliveroo en España

"Estamos abiertos abiertos a sentarnos con el Gobierno para hablar de cómo se está transformando el empleo, nuestra posición es de diálogo", apuntó señalando que la compañía tiene la voluntad de dar más protección a sus colaboradores.

De igual manera, García señaló que, actualmente, están centrados en la estrategia de 'Go Deep' para profundizar la penetración en las zonas dónde tienen presencia y así dotar de una mayor cobertura, tanto a sus clientes como a los partners. En este sentido, señaló que prevén cubrir 60-65 municipios para final del verano en España. Deliveroo duplicó sus ventas en España en 2018 y, en lo que va de 2019, tiene previsto volver a duplicarlas, lo que supone crecer por encima del 23%.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña