Retailers | Año de Mundial de fútbol... año bueno para el gran consumo

Tras crecer el 3,7% en 2017, el sector afronta un 2018 lleno, al menos eso se espera, de buenas noticias.

Un hombre consulta su lista de la compra en un supermercado
Un hombre consulta su lista de la compra en un supermercado

2018 va a ser un año muy positivo para el sector del gran consumo. "Traemos buenas noticias", adelanta la consultora Nielsen, que destaca la buena y "eficiente" gestión en 2017 tanto del canal distribución como del canal horeca para "seguir reinventándose" y tener buenas expectativas en los próximos meses.

"Hay que hablar de un 2018 que, sin dudas, va a ser positivo. Además, hay un evento como el Mundial de fútbol que va a ser un gran acelerador del sector del gran consumo. Difícil hacer predicciones: depende de lo que haga la selección española", comenta Gustavo Núñez, director general de Nielsen Iberia.

La consultora destaca tres variables que permiten hablar en positivo. Primero, la confianza del consumidor, que sigue al alza: el índice que maneja Nielsen llega al 91%, cuando a cierre de 2016 estaba en el 86%.

Por otro lado, la marca blanca se mantiene estable (+0,2%) con una cuota de mercado del 39,2%, experimentando un gran crecimiento sobre todo en el segundo semestre del año pasado. Llega al cien por cien de los hogares. "Es una cuestión clave porque solo Suiza nos supera en MDD y estamos al nivel de Reino Unido", dice Nielsen. Se prevé estabilidad en las marcas de distribución de cara a los próximos años, manteniendo su papel protagonista en el gran consumo español. Las marcas de fabricante también tienen crecimiento y siguen su eterna lucha con la marca blanca.

El tercer punto es el crecimiento que el gran consumo tuvo el año pasado, que Nielsen sitúa en +3,7%, valorándose en 79.800 millones de euros. En volumen creció el 1,5% y los precios subieron el 2,1%. Hay "gran mérito" en crecer en volumen con una población que no crece, destaca la consultora.

Así creció el gran consumo en 2017
Así creció el gran consumo en 2017

Los frescos suponen uno de cada tres euros dentro de la cesta de la compra (su mercado equivale a 26.700 millones de euros), siendo un 3,5% más caros, sobre todo por el pescado (+5,8%). Los supermercados e hipermercados ya cuentan con una cuota del 56,7% en frescos (la gran distribución creció dos puntos en cuota de ventas de frescos frente al canal tradicional). Los productos envasados crecen el 3,8% en valor y el 2% en volumen. Sus precios, +1,8%, sobre todo alimentación, productos refrigerados y bebidas. A pesar de ello, aumentaron un 1% las unidades vendidas, es decir, una cesta más llena.

Y pudo ser mejor, ya que la perfumería lleva una tendencia distinta a la del conjunto del mercado, con una intensa actividad promocional que hizo que sus precios bajaran el año pasado un 0,6%. Menos esfuerzo para el bolsillo se tradujo en un crecimiento en ventas del 2,3%, pero esto es la mitad de lo que crecen las bebidas o los refrigerados.

Las ventas en promoción representan dos de cada diez euros vendidos en el mercado de gran consumo y su peso sobre el conjunto de las ventas se mantiene sin cambios. Eso sí, son promociones más eficientes, ya que un 32% de ellas ganan dinero, frente al 30% del año pasado.

"Hemos interiorizado el control del gasto con lista de la compra y estar ojo avizor a las subidas y bajadas de precio, pero luego tomamos muchas decisiones y metemos productos no previstos en la cesta"

Según Gustavo Núñez, "la mejora de la economía y del empleo se traducen en más confianza para consumir y más alegría para hacer la compra. Hemos interiorizado a raíz de la crisis el control del gasto con lista de la compra y estar ojo avizor a las subidas y bajadas de precio, pero luego en tienda tomamos muchas decisiones y metemos productos no previstos en la cesta. Cuatro de cada diez consumidores buscan la novedad en tienda y esa innovación ayuda a crecer en volumen en un momento en el que no tenemos la ayuda del aumento de la población".

Una sociedad envejecida

Nielsen alerta sobre varias nubes que pueden ensombrecer los próximos meses. La que más preocupa es el envejecimiento de la población, que obliga al sector del gran consumo a seguir adaptando su oferta al consumidor senior.

También hay que fijarse en el hecho de que uno de cada cuatro hogares son unipersonales y que el 56% de los hogares cuentan con amas de casa mayores de 50 años.

Esto significa varias variables que deben tener en cuenta tanto las marcas como los retailers para atraer a este tipo de clientes que, por ejemplo, manifiestan querer comprar cerca de casa, necesitar formatos adecuados (dosificados), contar con tiendas y formatos adaptados al 'mundo senior', buscar promociones adaptadas a las capacidades de carga y encontrarse con una excelencia del servicio en tienda.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña