Retailers | El gran consumo tuvo en 2015 su mejor resultado en siete años

El sector rompe su mala racha y creció el 1,7%. España lideró el crecimiento en Europa a finales del año pasado.

El gran consumo tuvo en 2015 su mejor resultado en siete años
El gran consumo tuvo en 2015 su mejor resultado en siete años

El mejor resultado en siete años. Este titular lo dice todo para el sector del gran consumo en España en 2015, al crecer el 1,7% y romper así una dinámica negativa marcada por la crisis económica iniciada en 2008. El dato se complementa e invita aún más al optimismo si tenemos en cuenta que España lideró en Europa el crecimiento en el sector durante el último trimestre del año pasado, al crecer en esos tres meses el 2,7% respecto al mismo periodo de 2014, muy por encima de otros países como Alemania (+1,5%), Francia (+1,5%), Italia (+1,4%) y Reino Unido (-0,5%).

Son datos del informe Nielsen 360, elaborado por la consultora y presentado este jueves por su director general en España y Portugal, Gustavo Núñez, y el responsable de Nuevos Mercados, Alfonso Delgado. "Ha sido el año de la consolidacion de la recuperación de la demanda", han coincidido ambos para definir 2015.

Dentro de ese crecimiento del 1,7% en el gran consumo en España, ambos han especificado que los precios en el sector han subido el 0,7%. La ventas en volumen, por su parte, tuvieron un ascenso del 1%. Son datos muy positivos que superan claramente los porcentajes de años atrás.

 

 

Respecto a los precios de gran consumo, el informe de Nielsen destaca que han vuelto a crecer más que el IPC (que se mantuvo estable en 2015), "algo importante para que el sector evolucione y se anime a apostar por la innovación". Esta subida de precios se ha visto empujada por el crecimiento del aceite del oliva. De hecho, si se excluye este producto, la inflación de la cesta de la compra hubiera sido del 0,3%.

Si, como hemos mencionado, el volumen de kilos y litros adquiridos por los españoles para llevar a sus neveras y despensas fue un 1% más que el año anterior, queda un contexto en el que los consumidores tienen cestas de la compra más llenas y con precios estables, proporcionando un crecimiento en el sector que durante la crisis solo registró una evolución parecida en 2011, cuando hubo un ascenso del 1,5%.

En total, los españoles se gastaron 71.000 millones de euros el año pasado en cubrir sus necesidades de alimentación, perfumería y droguería, de los cuales 21.000 millones corresponden a productos frescos. Estos últimos "siguen siendo una gran batalla en la distribución y se nota que se ha trabajado mucho en ellos durante los últimos años", ha destacado Alfonso Delgado. Los productos frescos crecieron en 2015 el 3,3%, a mejor ritmo que las categorías de envasado, que mejoraron sus ventas el 2,4%.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña