Retailers | Los lineales del súper también influyen en nuestra dieta

Un estudio en el Reino Unido busca evidenciar que la disposición de productos en el supermercado puede ayudar a una alimentación más saludable.

Una mujer comprando fruta en un supermercado
Una mujer comprando fruta en un supermercado

¿Podemos mejorar nuestra alimentación si los supermercados realizan pequeños cambios en la disposición de los productos frescos? Esto es lo que un grupo de investigadores del Reino Unido pretende comprobar a través de un estudio cuyo objetivo final es descubrir si esta circunstancia influye en la dieta de las familias.

En concreto, un equipo de la Universidad de Southampton está trabajando en ello junto a la cadena Iceland Foods. El análisis busca determinar si aumentar la gama de frutas y verduras frescas y disponerlas en la parte delantera de la tienda ayuda a los clientes a comer mejor.

Este análisis, que está dirigido por la doctora Christina Vogel, investigadora en nutrición de salud pública, ha recibido casi 630.000 libras (unos 716.000 euros) para los próximos tres años a través del Programa de Investigación de Salud Pública (PHR) del National Institute for Health Research (NIHR).

UN ESTUDIO CON MUJERES 

En concreto, el estudio invitará a 1.620 mujeres de 18 a 45 años que regularmente compran en una de las 36 tiendas Iceland ubicadas en toda Inglaterra. Las mujeres comprarán en las tiendas donde se habrá cambiado previamente el diseño o en las tiendas donde permanecerá como siempre. Los investigadores buscarán diferencias en la compra de alimentos y en los patrones de alimentación entre las que compran en tiendas con un diseño más saludable y las que adquieren sus productos en los establecimientos que no lo han cambiado.

"Con la publicación del plan de obesidad infantil del Gobierno en junio, se inicia la carrera para encontrar formas innovadoras de frenar la obesidad infantil y alcanzar el ambicioso objetivo del gobierno de reducir a la mitad la obesidad infantil para 2030", ha declarado Vogel.

"Centraremos nuestra investigación en las mujeres, ya que son las que en su mayoría realizan las compras de alimentos y sus dietas están estrechamente relacionadas con los hábitos alimentarios de sus hijos", ha precisado esta experta recordando que, según las estadísticas nacionales, el 50% de las mujeres entre 25 y 34 años en Inglaterra tienen sobrepeso o son obesas.

AMBIENTES "MÁS SALUDABLES"

La Dra. Vogel y su equipo encuestarán así a las mujeres participantes para recabar sus opiniones sobre el entorno del supermercado. Asimismo, se les pedirá que compartan la información de compra de alimentos de sus tarjetas de fidelidad durante el período del estudio.

"Existe una tendencia en las tiendas más pequeñas y con descuentos para que las frutas, verduras y otros productos saludables se coloquen en posiciones menos prominentes"

"Nos sentimos alentados por los cambios que está realizando Iceland Foods, ya que nuestro trabajo anterior demostró que existe una tendencia en las tiendas más pequeñas y con descuentos para que las frutas, verduras y otros productos saludables se coloquen en posiciones menos prominentes", señala la doctora Vogel.

Por su parte, el profesor Martin White, director del programa PHR, ha indicado al respecto de este tema que ya existe alguna evidencia de que tales estrategias "pueden cambiar los patrones de compra del consumidor".

"Los pequeños cambios en las compras alentados por la colocación de productos pueden sumarse a contribuir a una cesta de la compra y una alimentación más saludables. Y las estrategias que aborda el Plan de Obesidad Infantil ayudarán, en su conjunto, a crear ambientes alimentarios más saludables para todos", ha subrayado.

Lo más

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña