Retailers | Makro anuncia un ERTE "de fuerza mayor" debido al coronavirus

La compañía garantiza la continuidad del negocio sellando un acuerdo con los representantes de los trabajadores para reducir el horario de apertura comercial de sus centros.

Fachada de un establecimiento Makro
Fachada de un establecimiento Makro

Makro ha comunicado a los representantes sindicales de su Comité Intercentros su intención de iniciar un procedimiento legal para la suspensión temporal de contratos y reducción temporal de jornadas (ERTE) "por causa de fuerza mayor", debido a la pandemia por coronavirus.

La compañía garantiza que mantendrá en vigor los contratos de todos sus trabajadores, que quedarán temporalmente suspendidos o reducidos en función de cada caso, ya que el procedimiento no afectará a toda su plantilla por igual.

Estas medidas pretenden "racionalizar y ajustar su actividad a la demanda actual". Además, para paliar las posibles consecuencias que pudieran tener en su equipo, la enseña se compromete a "mejorar las condiciones legales de todos los afectados" por esta suspensión o reducción complementando sus prestaciones por desempleo hasta el 100% de su salario hasta el próximo 20 de abril. Asimismo, garantiza que los trabajadores afectados generarán antigüedad a todos los efectos.

MEDIDAS CONCRETAS

En concreto, empresa y sindicatos han acordado implantar de forma inmediata las siguientes medidas:

1.- Reducir temporalmente los horarios de apertura comercial de sus centros de negocio a partir del jueves 26 de marz, existiendo centros con un horario de mañana (de 8:30h a 14:30h) y otros donde prestarán servicio de mañana y tarde con un cierre adelantado al habitual (de 8:30h a 18:30h). Los domingos de apertura el horario será de 10:00h a 14:00h. No se plantea el cierre de ninguna de las tiendas.

2.- Adecuar al 50% la jornada laboral de los trabajadores de centros con horario temporalmente reducido, manteniendo sus condiciones salariales. La dirección y los trabajadores acordarán los horarios a realizar en cada posición para cubrir las necesidades organizativas del centro y garantizar el servicio a los clientes.

3.- Implantar una medida adicional de ayuda familiar durante la vigencia del estado de alarma, por la que Makro concederá, cuando sea posible, licencias retribuidas a aquellos empleados que convivan con familiares con enfermedades sensibles o de riesgo al COVID-19, así como con embarazadas o con mayores de 70 años.

MEDIDAS DE SEGURIDAD

Estas iniciativas se suman al resto de medidas de seguridad, prevención y conciliación puestas en marcha por la compañía para proteger la salud de sus trabajadores y clientes ante la actual crisis sanitaria y demostrarles su apoyo en esta situación extraordinaria.

Makro facilita que los empleados con enfermedades de riesgo COVID-19, mayores de 60 años y trabajadoras embarazadas se encuentren ya en sus domicilios con permiso retribuido

Entre ellas se incluye facilitar que los empleados con enfermedades de riesgo COVID-19, mayores de 60 años y trabajadoras embarazadas se encuentren ya en sus domicilios con permiso retribuido, así como el refuerzo del servicio de limpieza y desinfección de sus centros de trabajo, con dispensadores de jabón y geles hidroalcohólicos para empleados y clientes; el control de aforo y la distancia de seguridad entre las personas; y la apertura de cajas alternas para garantizar los espacios libres entre personas.

Asimismo, pide a los clientes efectuar el pago con tarjeta e instalará mamparas de metacrilato para la recepción de los clientes. Por otra parte, entrega guantes a los trabajadores e incrementa de la comunicación con empleados y clientes informando sobre la situación y las medidas adoptadas a través de un refuerzo de la cartelería interna y externa, además de la megafonía de los 37 centros que tiene en España.

SALUD Y CONCILIACIÓN

En el ámbito de la salud y la conciliación, la compañía ha generalizado el teletrabajo en todos los puestos en los que es posible, fomenta el uso de tecnologías que minimizan el contacto presencial y ha activado un chat médico para atender dudas de sus trabajadores sobre el coronavirus en su portal de salud 'Supervida'. También fomenta la flexibilidad laboral para los miembros de su equipo con hijos o cargas familiares.

Asimismo, colabora con autoridades sanitarias y gubernamentales como la Unidad Militar de Emergencias (UME) y la Agencia Española del Medicamento y Producto Sanitario (AEMPS), poniendo el stock a su disposición para cubrir las necesidades que puedan surgir y cediéndoles, en caso de que lo requieran, el espacio disponible en los parkings de sus centros. El apoyo de la cadena también se extiende al Servicio Madrileño de Salud, al hospital de campaña montado en las instalaciones de Ifema y a Banco de Alimentos, con donaciones de productos alimenticios para las personas más necesitadas en estos momentos.

Además, con el fin de ayudar a los hosteleros a sobrellevar la situación actual, la empresa está en contacto con las asociaciones sectoriales para buscar medidas que contribuyan a minimizar el impacto de la situación y ha adaptado su proyecto formativo 'Aula Makro' al ámbito digital, ofreciendo a sus clientes ayuda para que continúen con sus negocios una vez pase el estado de alarma. De esta forma, de lunes a viernes a las 11:00h, diferentes chefs y expertos de la enseña están en el perfil de Instagram de la compañía para ofrecer su conocimiento sobre el sector, asesorando a los hosteleros y ayudándoles a resolver dudas.

Lo más

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña