Trendrinks | Raventós (Codorniú): "Muchas empresas se hunden por asuntos familiares"

La presidenta de Codorniú participa en los desayunos organizados por Esade Deloitte, donde explica las estrategias del grupo para el accionariado familiar.

Mar Raventós, presidenta de Codorniú
Mar Raventós, presidenta de Codorniú

La presidenta de Grupo Codorniú, Mar Raventós, ha participado en el VI Ciclo de Conferencias de Esade Deloitte, titulado “La empresa familiar, pilar de la economía”, donde ha explicado algunos detalles del protocolo de la compañía para los accionistas de la familia. En él se regulan aspectos como el acceso y salida de la empresa, el derecho a visita de los viñedos o las pernoctas en los castillos de la familia.

El protocolo rige desde la llegada de Raventós a la presidencia. Según explicó, “un problema con el accionista es un problema para la empresa. Todos hemos visto muchas empresas familiares que se han ido a pique por un tema interno. Por eso, hay que marcar unas reglas, hay que ser muy firme con la estrategia; los accionistas no deciden pero, si son familia, hablan”.

Una de las reglas que destaca Raventós es la participación de la familia en la empresa en el terreno laboral:  “Sólo permitimos que haya cuatro miembros trabajando”, afirmó. En cuanto al accionariado, “a diferencia de otras empresas familiares, nuestros accionistas son libres de irse cuando quieran”.

También destacó la separación de reuniones de accionistas y familiares, y el constante cuidado por la comunicación en el seno de la saga, incluso en lo que se refiere a los cónyuges: “Cuando el accionista llega a casa, habla, y también tenemos que tener en cuenta todo su entorno. Por eso incluimos a maridos y esposas en el árbol genealógico”. Los jóvenes también se tienen en cuenta, “no en vano, la 17ª generación supone hoy el 50% de la compañía”, añadió Raventós; aunque no ocultó que se trata de una tarea ardua, “sobre todo si tenemos en cuenta los 553 miembros totales de la familia”.

A diferencia de otras empresas familiares, Grupo Codorníu está abierto a participación externa aunque su presidenta reconoce que son muy exigentes y, “como mínimo, la familia siempre tendrá un 75%”. El grupo cuenta con un consejero independiente, en el terreno administrativo, ya que, según Raventós, “es fundamental que alguien vea la empresa desde fuera y la equilibre. Debe ser de fácil trato y estar alineado con la estrategia de la compañía”.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña