Trendrinks | Hard Seltzer y alcohol: la OCU pide un etiquetado que destaque su graduación

La entidad denuncia que las bondades de este tipo de productos, dirigidos a los más jóvenes, "dejan de tener sentido" cuando se trata de una bebida alcohólica con una graduación de entre 4,5º y 5º, equivalente al de una cerveza clásica.

Latas de Topo Chico, Hard Seltzer de Coca-Cola
Latas de Topo Chico, Hard Seltzer de Coca-Cola

Las denominadas Hard Seltzer, bebidas carbonatadas y aromatizadas dirigidas a los jóvenes, están cada día más de moda. Se trata de bebidas que presumen de ser bajas en calorías y presentan una graduación alcohólica similar a la de una cerveza. Sin embargo, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) hace algunas matizaciones al respecto y pide un etiquetado que destaque su graduación.

En concreto, esta entidad alerta de que marcas como Topo Chico (de Coca-Cola) o Glowy (de Mahou San Miguel), que se venden en supermercados, resaltan "aspectos supuestamente saludables, como el uso de azúcar integral de caña, la presencia de aromas naturales, la ausencia de edulcorantes o conservantes, así como de gluten, pero llevan el mismo alcohol que una cerveza". "Es un mensaje peligroso, ya que se minimiza el riesgo de la ingesta de alcohol", insiste la OCU.

La entidad denuncia que las bondades de este tipo de productos "dejan de tener sentido" cuando se trata de una bebida alcohólica con una graduación de entre 4,5º y 5º, equivalente al de una cerveza clásica. "De hecho, la presencia de alcohol implica necesariamente un aporte calórico, aunque su publicidad insista en la ausencia de azúcares añadidos: incorporan unas 100 Kcal/33cl frente a las 130 Kcal/33cl de una cerveza", recuerda.

UN ETIQUETADO ESPECÍFICO

Dado que son bebidas que pueden confundirse con un refresco sin alcohol y van dirigidas a los más jóvenes, la organización de consumidores solicita al Ministerio de Consumo que se exija a las Hard Seltzer "un etiquetado específico que destaque visiblemente su graduación" en el envase con una tipografía mayor, al tiempo que se prohíba un diseño de estética juvenil con el fin de prevenir su consumo en menores.

"Es más, al tratarse de bebidas alcohólicas, cualquier presunto beneficio sobre la salud quedaría anulado por los daños que se derivan de la ingesta de alcohol", concluye.

El origen de estas bebidas se remonta a 2013 en Estados Unidos, cuando una cervecera comercializó por primera vez este producto bajo el nombre de Spiked Seltzer. En 2019 esta nueva categoría de bebida se hizo popular, debido a la viralización de un vídeo del conocido youtuber americano Trevor Wallace.

Lo más

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña