Trendrinks | El reto de Schweppes: todos sus envases sostenibles en 2030

Growing for Good -crecer para bien, en castellano-, es una misión global de la empresa para ser "parte de la solución" al problema medioambiental.

Tónica Schweppes
Tónica Schweppes

En la próxima década que está a punto de arrancar, y con el planeta paseando por el filo de la navaja, las empresas tienen que elegir entre continuar con su crecimiento 'clásico' o apostar por un desarrollo sostenible. La compañía Schweppes Suntory España parece tenerlo claro y este martes ha detallado sus planes sostenibles: un compromiso que pasa por toda la cadena de valor de la empresa y que tiene nombre y apellidos: Growing for Good.

Más que un plan, Growing for Good -crecer para bien, en castellano-, es una misión global de la empresa. Se trata, explican desde Schweppes, de que toda la compañía, desde los empleados hasta los proveedores que se relacionan con ella, contribuyan a medio plazo a que las generaciones futuras hereden un planeta más saludable. 

Nicolás Imeneuraet, CEO de la compañía, explica que este compromiso sostenible trasciende la misión económica de la empresa. "No dividimos dimensión económica y sostenibilidad, sino que estas deben ir de la mano", destaca. "En 20 años no recordaremos la facturación de los años 2019 o 2020; recordaremos qué hemos hecho por el planeta", sentencia.

En este sentido, desde Schweppes recuerdan que no se trata de un objetivo más, sino de una única meta, un propósito global de compañía: que en 10 años, en 2030, todos los envases de Schweppes Suntory sean sostenibles.

BOTELLAS DE PET, REDUCCIÓN DEL CO2 Y MENOS AZÚCAR

Schweppes Suntory investiga nuevas fórmulas para mejorar la sostenibilidad de sus envases. De momento, la empresa trabaja con material PET reciclado, que supondrá el 50 % de las botellas de la compañía para el año 2025. Lo mismo ocurre con el packaging de sus productos: ese mismo año, el 99 % será reciclado.

En cuanto a las emisiones de CO2, la empresa trabaja en dos vías: la reducción del consumo de agua y el uso de energías renovables. El objetivo es llegar a la fecha clave, al año 2030, habiendo reducido el 25 % las emisiones de CO2. La compañía invierte 15 millones de euros anuales en sus fábricas para alcanzar estos objetivos.

En esta misma línea, se trabaja por la conversión del parque de vehículos de la compañía hacia el modelo 'cero emisiones'. "Para el año 2022, el 90 % de nuestros vehículos será sostenible", explican.

Y en cuanto al producto en sí mismo, dentro de esta línea saludable, Schweppes no se olvida del azúcar. La compañía ha ido reduciéndolo progresivamente de sus bebidas desde hace 15 años. "Aunque depende del gusto del consumidor -explican-, estamos preparados para tener un portfolio en el que el 98 % de nuestros productos sea de bajo contenido en azúcar (por debajo del 5 %)"

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña