Trendrinks | La Justicia impide importar Schweppes británica a España

La Audiencia Provincial de Barcelona considera que los fabricantes de la marca en España y Reino Unido son distintos, por lo que importar tónica de allí, infringe los derechos de Schweppes en España.

Tónica Schweppes
Tónica Schweppes

La Audiencia Provincial de Barcelona ha impedido importar tónica Schweppes británica a España. En concreto, la sentencia considera que los fabricantes de la marca en España y Reino Unido son distintos y no tienen una política conjunta, por lo que importar tónica de allí, como hacía la empresa Red Paralela, infringe los derechos de la marca Schweppes en España.

El tribunal rectifica de este modo la sentencia emitida por parte del Juzgado Mercantil nº 8, e impide a Red Paralela comercializar en España tónica Schweppes fabricada en Reino Unido por Coca-Cola.
Esta sentencia, que puede ser recurrida ante el Tribunal Supremo, se suma a las numerosas resoluciones judiciales favorables que Schweppes Suntory España ha obtenido desde el año 2014 en los Juzgados españoles.

En opinión de María Rodríguez, Directora Legal de la compañía: “El auto de la Sección 15ª de la Audiencia Provincial confirma que los derechos de la marca Schweppes en España no se encuentran agotados y, por lo tanto, que la única tónica Schweppes que se puede comercializar en España es la fabricada por Schweppes Suntory España u otra empresa de nuestro mismo Grupo”.

“Nos sentimos muy satisfechos del resultado de esta sentencia. Los consumidores y los clientes son una prioridad para nosotros y cuando piden una Tónica Schweppes en nuestro país buscan una calidad y sabor característicos, algo que sólo es posible si el proceso de fabricación de la tónica es realizado bajo el control de nuestro Grupo empresarial”, afirma Nicolas Imeneuraet, COO de Schweppes Suntory Iberia.

El diario El Confidencial, que adelantaba la información este lunes, recuerda que el caso lleva ya cinco años y ha llegado al Tribunal de Justicia de la UE. Indica, además, que la citada empresa de Barcelona aprovechaba que la tónica Schweppes del Grupo Coca-Cola es más barata en Reino Unido. Según recoge la sentencia, entre 2009 y 2014, importó más de 17 millones de botellas de esta bebida "y su cifra de negocio ha sido de 5.869.604 euros".

El Grupo Schweppes, propiedad del japonés Suntory, tiene la marca en exclusiva en España, Austria, Bélgica, Holanda, Luxemburgo, Francia, Portugal y otros países, mientras que Coca-Cola tiene los derechos sobre la marca en Reino Unido, Bulgaria, Chipre, Croacia, Eslovenia, Estonia, Grecia...

Para Schweppes, la importación paralela suponía "un agujero enorme", señala este diario, porque, mientras invierte en publicidad y distribución, un producto de otra compañía, en este caso Coca-Cola, se vendía como si fuese el suyo.

ANTECEDENTES

En 2014, Schweppes España comenzó una batalla legal contra esta importación del Reino Unido. Aunque ha obtenido decenas de resoluciones judiciales favorables de toda España, un caso cayó en el juzgado de lo mercantil 8 de Barcelona. La juez del caso llegó a preguntar al Tribunal de Justicia de la UE cómo debía interpretarse la normativa porque podían colisionar la unidad del mercado europeo con la explotación comercial mediante una licencia exclusiva.

En primera instancia, la Justicia consideró que Schweppes no podía acogerse a esa limitación. En su sentencia de abril de 2018, la jueza enumeró ocho puntos por los que, a su juicio, el Grupo Schweppes y el Grupo Coca-Cola habían trabajado coordinadamente: que en redes sociales la española había hecho  publicidad de productos británicos, que desde la web española se podía llegar a la británica, "diferencias mínimas en la presentación de productos", "la conservación de las referencias al origen británico y la vinculación con el Reino Unido". El pasado 22 de julio, la Audiencia Provincial revocó la sentencia.

"Es totalmente inexplicable. Da pie a que otros fabricantes usen esta estrategia para fragmentar el mercado europeo"

Joan Grau, gerente de Red Paralela

El gerente de Red Paralela, Joan Grau, ha mostrado su sorpresa por el cambio de criterio. "Es totalmente inexplicable. Da pie a que otros fabricantes usen esta estrategia para fragmentar el mercado europeo". En su opinión, "para el consumidor, Schweppes es Schweppes", independientemente de quién la haya fabricado, argumenta.

La sentencia impone una indemnización del 5% de las ventas, que cifra en 293.480 euros, y ordena que cese la importación y se destruya lo que hay almacenado. El fallo permite a la empresa catalana importar tónica Schweppes desde países donde el titular de la marca sea el Grupo Schweppes, pero no de países donde el titular de la marca sea el Grupo Coca-Cola.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña