Noticia remitida | Importancia del almacenaje en frío y cómo ha evolucionado a lo largo del tiempo

El almacenaje en frío es clave para la conservación de frutas y verduras.

Importancia del almacenaje en frío y cómo ha evolucionado a lo largo del tiempo
Importancia del almacenaje en frío y cómo ha evolucionado a lo largo del tiempo

El almacenaje en frío no solo tiene un gran impacto en nuestra vida cotidiana, sino que también desempeña un gran papel en el inestable juego de la oferta y la demanda de productos de consumo y en lo que respecta a los productos perecederos.

También puede leer más información en este link.

¿Para qué sirven las cámaras o almacenes frigoríficos?

Entre muchas industrias que hacen uso de las cámaras frigoríficas, la industria alimentaria es la primera en la lista de sectores que necesitan estas instalaciones dedicadas. Estas instalaciones de almacenamiento en frío se construyen habitualmente para almacenar productos perecederos durante un periodo de tiempo.

Debido a la creciente demanda de alimentos refrigerados, la producción de productos perecederos, como las frutas y las verduras, sigue aumentando la demanda de almacenaje en frío. Para conservar este tipo de productos, es necesario un proveedor de frío que disponga de almacenes a temperatura controlada.

Las cámaras frigoríficas son muy importantes porque ayudan a prolongar la vida útil de los productos frescos cuando hay sobreproducción, demanda inestable, etc. También son eficaces para reducir la cantidad de residuos y alargar la vida útil de estos alimentos.

¿Cómo las cámaras frigoríficas han permitido crear la verdadera cadena de frío?

Podemos encontrar diferentes tipos de refrigeración: refrigerado y congelado. Mencionar que una conservación a temperatura controlada pierde todo sentido si luego el servicio de distribución, transporte en frío, no se realice con cajas frigoríficas que nos permitan no romper la cadena de frío de los alimentos.

Estas cajas frigoríficas, básicamente son semirremolques equipados con aparatos de frío que nos permiten el transporte a temperatura controlada, bien sea refrigerado o congelado hasta los menos 20 grados centígrados. Estas unidades portátiles están disponibles en muchos tamaños para uso particular, que como bien sabemos supusieron un avance enorme para la logística del frío, poniendo la primera piedra para la cadena de suministro a temperatura controlada, complementado recientemente con el almacenaje en frío y dedicado con cámaras frigoríficas. Actualmente Europa es el país más desarrollado en esta materia.

Tener suficiente espacio y almacenamiento es un reto constante al que se enfrentan los proveedores de frío: el desarrollo de más espacio de almacenaje es un gran cuello de botella para una demanda creciente, los márgenes son estrechos debido a los elevados costes variables y a los ya mencionados costes fijos de entrada. Todo esto hace que la amortización de la inversión sea a muy largo plazo. Por eso el mercado se encuentra en una fase de escasez de oferta de cámaras frigorífica, donde las PYMES exportadoras – productoras y comercializadoras de fruta-verdura y otros que requieran de refrigeración pueden experimentar una subida en sus costes de almacenajes con las empresas de almacenaje en frío.

Independientemente de los posibles extra costes que tengan que experimentar esta temporada, el COVID ha hecho que la campaña de frutas y hortalizas sea bastante inestable. Por lo tanto, estas empresas van a incrementar su necesidad por los servicios de refrigeración en cámaras frigoríficas.

Hay que tener muy en cuenta, una cámara frigorífica puede mantener la fruta y la verdura a la temperatura adecuada, controlando al mismo tiempo los niveles de humedad y etileno para ayudar a prolongar la vida de los productos frescos hasta que puedan ser utilizados. Esto ayudará a minimizar el desperdicio y a ahorrar dinero a empresas y distribuidores. Las frutas que se dejan a temperatura ambiente pueden estropearse rápidamente, algunas veces vemos en los mercados mayoristas como las mercancías han sido exquisitamente tratadas por los proveedores de frío para luego verlas a temperaturas no idóneas en stands hasta su venta.

¿Para qué sirve un almacén logístico centrado en el frío?

Tener en cuenta, que un almacén logístico con cámaras frigoríficas es el lugar perfecto para almacenar frutas y verduras, así como otros productos que necesiten de temperatura no ambiente y control de humedad. Este sistema de almacenaje a temperatura controlada permite prolongar la vida útil del producto y ayuda a prevenir el deterioro de los alimentos. Las cámaras frigoríficas son una gran idea, ya que mantienen los artículos mucho más fríos que a temperatura ambiente normal. Esto hace que las instalaciones logísticas con servicios de frío se encuentren en pleno auge.

La tecnología de refrigeración de las cámaras frigoríficas para empresas se ha desarrollado hasta el punto de que podemos tener cámaras de baja capacidad con la finalidad de ser usadas para pre-enfriar pallets de manera más rápida hasta cámaras dedicadas a un cliente con capacidades de 2500 m3. Puede visitar el portal web de Antonio Marco para más información.

¿Quiénes se apoyan en las empresas de almacenaje en frío?

Aquellos pequeños productores que vean una situación de escasez o prefieran demorar la venta de su mercancía hasta una mejor coyuntura. Aquellos compradores de grandes lotes/partidas de mercancía para luego vender de la misma manera al cabo de un tiempo. Operación de mucho riesgo, el mercado de la fruta y la verdura es muy variable. Productos con fechas de caducidades cortas como los lácteos que necesitan de almacenes de apoyo para proyectos de promoción o acopio de mercancía por los supermercados.

¿Qué son los alimentos perecederos?

Los alimentos perecederos son la carne fresca, las verduras, las frutas, los alimentos precocinados así como otros productos envasados con una vida útil inferior a 6-12 meses. Todos estos alimentos se almacenan en cámaras frigoríficas con la finalidad de extender su vida útil.

¿Cuáles son los beneficios de la conservación en frío para almacenar productos perecederos?

Hay muchas ventajas de la conservación en frío cuando se utiliza para almacenar alimentos perecederos. Algunas de ellas se comentan a continuación:

Reducir la tasa de deterioro de los alimentos perecederos. La tasa de deterioro de los alimentos se reduce en gran medida. Controlar los niveles de etileno con la finalidad de detener su proceso normal de maduración. Pre-enfriar la mercancía para poner la puesta a punto de la mercancía de su cadena de frío. Trazar la evolución del producto y controlar su punto óptimo para poder comercializar la mercancía con una máxima rentabilidad o evitar vender a pérdidas en un momento de gran oferta.

Reduce el riesgo de intoxicación alimentaria

Como bien hemos mencionado arriba, uno de los grandes beneficios de utilizar el almacenaje a temperatura controlada es: Reducir el riesgo de intoxicación alimentaria, ya que el almacenamiento en un lugar fresco puede provocar cambios químicos como cambios enzimáticos o moho que pueden transferirse de los alimentos cocinados a los no cocinados o de los no cocinados a los cocinados.

Permite conservar los alimentos durante más tiempo

Y por supuesto, la gran finalidad de la conservación en frío es ofrecer a los clientes una de las mayores ventajas competitivas: almacenar productos perecederos durante un mayor periodo de tiempo para así actuar sobre el mercado y no que este actúe sobre ellos. Esto le evita tener que ir al mercado hasta que se le acaben los alimentos el precio sea el considerado, bien es cierto que el tiempo de nuestra mercancía es finito, entonces el cliente debe de jugar con unos límites de apalancamiento, a veces puede salir muy caro.

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña