Fabricantes | Varias empresas ya notan el boicot a productos catalanes

Los empresarios piden "cordura" a los consumidores. Freixenet y Codorníu reconocen que ya notan el veto.

El cava catalán, de los mejores de España
El cava catalán, de los mejores de España

Hace una semana os comentábamos que una de las grandes 5 preocupaciones del sector del gran consumo con el desafío independentista catalán era, y es, el posible boicot de los consumidores a todo producto que venga de Cataluña. En redes sociales ya se ha instado a ese boicot, señalando a fabricantes que tienen su sede en Cataluña y dando alternativas con alimentos y bebidas "más españoles". Los empresarios han pedido "cordura" a los ciudadanos y han pedido que no se produzcan estos vetos. Marcas como Freixenet y Codorníu ya han reconocido que están sufriendo los efectos del conflicto catalán.

En declaraciones a TVE, el vicepresidente de la CEOE y presidente de Cepyme y Confemetal, Antonio Garamendi, ha afirmado que el boicot a productos catalanes es una "mala noticia" no sólo para Cataluña, sino también para toda España.

Además, ha comentado la tristeza para el sector empresarial por ver a empresas con un sentimiento de pertenencia a un territorio verse obligadas a trasladarse ante la incertidumbre jurídica y económica que se vive en Cataluña.

Hablamos de empresas como Freixenet y Codorníu, que se están planteando sacar su sede social de Cataluña. Por ejemplo, el presidente de Freixenet, José Luis Bonet, señalaba el pasado viernes que "si realmente vamos a una declaración unilateral de independencia, habrá una salida importante de empresas de Cataluña, lo que causará una daño gravísimo a Cataluña".

Volviendo al boicot, el propio Bonet ha reconocido este lunes en la cadena Cope que se están produciendo "reacciones" que perjudican las ventas del cava y de vinos catalanes, pues se trata de "productos emblemáticos". "La gente tiene bastante asumido que la calidad del cava catalán es excelente. Otra cosa es que ha habido reacciones, pero ya las hubo hace 15 años cuando el señor (Josep Lluis) Carod Rovira se dedicó a hacer declaraciones que no tenían ningún sentido. Hubo reacciones y se perjudicaron las ventas del cava y del vino catalán", ha recordado Bonet.

"Nosotros no hacemos política, ni queremos, ni nos corresponde"

María del Mar Raventós, presidenta de Codorníu, también ha reconocido que su firma está notando el boicot. "Sí se nota... y lo seguiremos notando", decía durante el XX Congreso Anual del Instituto de Empresa Familiar (IEF), tal y como recoge El Confidencial.

En las últimas semanas Codorníu ha lamentado que, en ocasiones, se haya visto vinculada con el independentismo sin que la empresa tenga nada que ver en este proceso político ni en ningún otro: "Queremos repetir bien claro que nosotros no hacemos política, ni queremos, ni nos corresponde, porque para ello están las instituciones y los foros adecuados".

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña