Fabricantes | Lío en el campo por la leche

Unión de Uniones rechaza que los ganaderos de leche españoles paguen una mayor cuota a Inlac "que sólo beneficia a la industria".

Una vaca española
Una vaca española

Los ganaderos españoles están indignados. Unión de Uniones considera que la Interprofesional Láctea (Inlac) "no tiene acreditada la representatividad necesaria para imponer la extensión de norma, solicitada al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (Mapa), que pretende duplicar el dinero recaudado al sector". La organización rechaza que se pretenda cobrar esta cuota a los 23.500 ganaderos de leche de España, "que sería el doble de la actual", denuncia en un comunicado.

Unión de Uniones ha presentado alegaciones para evitar que se autorice dicha extensión de norma y explica que las organizaciones que componen Inlac (Asaja, Upa, Coag, Cooperativas Agro-alimentarias y Federación de Industrias Lácteas) "se han puesto de acuerdo", y han solicitado autorización al Mapa para recaudar del sector 11,7 millones de euros entre los años 2019 y 2022, de los cuales la mitad se detraen del precio de la leche pagado a los ganaderos.

La medida afectaría a 14.000 ganaderos de vacuno de leche, 4.000 ganaderos de ovino y otros 5.500 ganaderos de caprino

La medida, que afectaría a 14.000 ganaderos de vacuno de leche, 4.000 ganaderos de ovino y otros 5.500 ganaderos de caprino, "supone más que duplicar el dinero que hasta ahora se venía aportando", insiste.

"FALTA DE DEMOCRACIA"

"Los ganaderos no hemos firmado a las organizaciones agrarias que están en la Interprofesional la cesión de la representación de nuestra producción para que puedan tomar estas decisiones en nuestro nombre", afirman desde la organización, subrayando que la representatividad que se subrogan "simplemente se la reconocen unos a otros". "Es otro vicio al que nos lleva la falta de democracia y de elecciones en el campo", critica.

En todo caso, Unión de Uniones, rechaza cualquier incremento de las aportaciones de ganaderos y recuerda que la actividad de la Inlac "no ha tenido ningún efecto apreciable desde su creación para equilibrar el mercado, para resolver las crisis o para que evitar precios al ganadero por debajo de los costes de producción".

Así lo explica: "Desde 2002 hasta ahora el IPC de la leche ha aumentado un 24,2% y el de los productos lácteos el 26,7%, mientras que todos los ganaderos saben las importantes bajadas de precio a los productores que se han producido en los últimos años. A modo de ejemplo, el precio de la leche de ovino ha bajado un 17,9% desde mayo de 2015 a mayo de 2018, mientras que el de vacuno de leche lo ha hecho en un 13,4%. Entonces ¿para quién está trabajando la Interprofesional y los que allí se sientan?", se pregunta.

"La industria tensiona permanentemente a la baja los precios y con indignante frecuencia acude a la amenaza de la no recogida de la leche"

Por esta razón, Unión de Uniones ha reclamado al Mapa que los ganaderos "queden libres de cualquier cuota interprofesional que pretenda cobrar la Inlac del sector para unas actividades que solo están beneficiando a la industria, una industria que, además, tensiona permanentemente a la baja los precios, y que con indignante frecuencia acude a la amenaza de la no recogida de la leche, ante la pasividad de la Administración y de la propia Interprofesional", sentencia.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña