Food | Las cadenas de restaurantes le comen terreno al 'bar de toda la vida'

La restauración organizada ganó 2,6 puntos de cuota en España durante el 2018, hasta representar ya el 25,6 % del mercado, mientras que los bares y cafeterías tradicionales evolucionan a la baja, aunque todavía concentran el 74,4 % de las ventas.

Familia comiendo en un restaurante
Familia comiendo en un restaurante

Las cadenas de restauración organizada crecieron en ventas un 13 % durante el año 2018 en España a costa de los bares y cafeterías tradicionales. Así se desprende de los datos sobre el sector facilitados por la consultora NPD en el marco del foro 'Restaurant Trends', una de las actividades incluida en la feria de hostelería HIP que se celebra esta semana en Madrid.

Según el informe, recogido por EfeAgro, la restauración organizada ganó 2,6 puntos de cuota en España durante el 2018, hasta representar ya el 25,6 % del mercado, mientras que los bares y cafeterías tradicionales evolucionan a la baja, aunque todavía concentran el 74,4 % de las ventas.

De hecho, si el sector de la restauración en general creció un 2,1 % el pasado año -hasta superar los 36.700 millones de euros- fue gracias a la subida de ventas de las grandes cadenas (+13 %), que compensó el retroceso de los establecimientos independientes (-2,8 %), de acuerdo con NPD.

De cara a 2019, su estimación es de una mejora del 1,3 %, tres décimas por debajo del cálculo inicial de hace apenas unos meses, debido a la convocatoria de una doble cita electoral entre finales de abril y marzo, y su previsible impacto en la confianza del consumidor.

LAS "CADENAS EMERGENTES" LIDERAN EL CRECIMIENTO

El aumento de la restauración organizada se explica sobre todo por el crecimiento acelerado de “las cadenas emergentes”, la mayoría recién llegadas al país, según ha explicado en declaraciones a Efeagro el director de la consultora, Vicente Montesinos, con incrementos incluso por encima del 20 %. “Existe una canibalización del negocio de los operadores independientes, se observa un cambio de cromos dentro del propio sector a favor de los organizados. El mercado independiente ya se llevó lo peor de la crisis, con cierre de locales incluido”, ha señalado.

Las visitas per cápita de los españoles a restaurantes, bares y cafeterías, por su parte, apenas han sufrido variaciones durante los últimos ocho años, y en 2018 se situaron en 160 de media. La restauración organizada mantiene “una fuerte tendencia de aperturas, incrementando el nivel de competencia”, a lo que se suma la apuesta de muchas de estas cadenas por tiendas “bandera”, normalmente de mayor tamaño de lo habitual y ubicadas en lugares céntricos y emblemáticos.

También contribuye a su crecimiento la aparición de “nuevos conceptos” (comida vegetariana, establecimientos centrados en ensaladas, cadenas que apuestan por platos exóticos como el poke, etc.) y el envío de comida a domicilio, que continúa al auge. “Tenemos un mercado organizado que sube mucho, en un contexto macroeconómico estable y con disponibilidad de financiación gracias al interés de fondos de inversión y firmas de capital riesgo, junto a los bajos tipos de interés”, ha explicado Montesinos.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña