Food | Queso y sushi lideran el crecimiento del gran consumo

La marca de distribuidor crece en valor a mayor ritmo que la marca de fabricante, con el 4,5% y el 1,8%, respectivamente, según el barómetro de IRI correspondiente al pasado mes de septiembre.

Raciones de queso
Raciones de queso

El surtido de quesos, con un alza del 18,8%, y el sushi, con un crecimiento del 16,9%, son las dos familias de alimentos que han evolucionado más positivamente durante el pasado mes de septiembre, al igual que ocurrió el mes previo. En el extremo contrario, encontramos los productos navideños y festivos (con una disminución del 23,5%) y el insecticida para el hogar (-16,2%).

Así lo revela el barómetro mensual de IRI, según el cual el sector del gran consumo ha crecido en el noveno mes de este año el 3,1% en valor, una cifra que supone un crecimiento de 0,1 puntos porcentuales menos que en el mes anterior. Esta evolución positiva ha estado propiciada por el incremento de la demanda (+2,2%), según este análisis.

El Índice de Confianza del consumidor ha seguido cayendo en octubre, alcanzando su índice más bajo desde 2013

El estudio ha detectado que el Índice de Confianza del consumidor (ICC) ha seguido cayendo en el mes de octubre, situándose en 73,3 puntos y alcanzando su índice más bajo desde 2013.

En cuanto a la evolución de los distintos canales, el ecommerce es el área que lidera el crecimiento, con un 21,4% (TAM), aunque su peso es todavía pequeño.

Valorando el tipo de marca, el barómetro señala que la marca de distribuidor crece en valor a mayor ritmo que la marca de fabricante, con el 4,5% y el 1,8% respectivamente, muy similar al mes anterior.

Respecto al análisis de las promociones muestra una cuota de las ventas en promoción del 17,9% en valor y del 16,2% en volumen en el mercado total de FMCG (siglas en inglés de los bienes de consumo de alta rotación), cifras que suponen un descenso de las ventas en promoción del 5,3% y 10,2%, respectivamente.

APLICACIONES MÓVILES

Otra de las tendencias identificadas por IRI se centra en la llegada de las aplicaciones móviles que permiten analizar los alimentos antes de consumirlos, facilitando así las elecciones de compra de los consumidores, haciéndolas más informadas y conscientes.

Su funcionamiento es sencillo: el consumidor escanea el código de barras de los productos y cosméticos, la app genera una ficha sencilla del producto indicando si es saludable o no y, si el resultado es negativo, la app recomienda un producto similiar, pero más saludable.

Su impacto en el gran consumo se basa en tres puntos fundamentales: facilita al consumidor elegir su compra de forma más informada y consciente, genera hábito en el consumidor en la lectura de etiquetas de los productos antes de consumirlos y aumenta el conocimiento de productos alternativos a los consumidos habitualmente valorados más positivamente.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña