Horeca | 8 de cada 10 españoles irá a los bares igual o más tras la pandemia

Más de la mitad admite que los bares son el servicio que más echaron de menos durante el confinamiento, según un estudio impulsado por cervezas Ambar.

Campaña 'Todo lo que acaba en bar' de Ambar
Campaña 'Todo lo que acaba en bar' de Ambar

La vida sin bares no sería igual. De hecho, sería más triste. Así lo cree más de la mitad (56,4%) de los españoles, un dato que aumenta entre los menores de 35 años (64,4%), según un estudio impulsado por cervezas Ambar. Y es que, aunque por el momento vamos menos al bar que antes de la pandemia (7 de cada 10 encuestados así lo afirma), el 82,7% de los españoles tiene intención de acudir a estos establecimientos igual o más en cuanto recuperemos la normalidad.

Junto al supermercado (86,6%) y la farmacia (64,3%), el bar es uno de los cuatro servicios más importantes para los españoles a la hora de vivir en una población (24,8%), casi tanto como una oficina bancaria (27,3%). De hecho, es valorado por encima de la frutería, la comisaría de policía (12,4%) el gimnasio, la peluquería o incluso la iglesia. Quizá por eso, más de la mitad de los españoles (55,8%) eligen los bares como el servicio que más han echado de menos durante el confinamiento, por encima del cine (43,3%) o el gimnasio (17,5%).

UN CLARO SIGNIFICADO SOCIAL

Y es que, más allá de ser un lugar para disfrutar de unas cañas, el bar tiene un significado claramente social. Los bares son lugares para compartir y conversar para el 81,1% de los españoles, frente al 17,1% que dice ir a comer y beber. Casi la mitad de los encuestados afirma ir a los bares con amigos (46,1%), solamente el 2,8% va sin compañía. Es más, el 39,7% afirma que hay cosas que saben mejor en un bar que en casa, como las reuniones con amigos, la cerveza (15,2%), las tapas, y el café (ambas con un 12,6%).

Quizás por ello se haya hecho especialmente difícil sustituir la figura del bar durante el confinamiento, a pesar de intentarlo a distancia. Para la mitad de los encuestados (53,6%) lo más difícil fue 'digitalizar' las cañas durante este periodo, especialmente para los mayores 35 años y 54 años (57,9%) y los menores de 35 años (54,1%). De hecho, les resultó menos difícil mantenerse en forma desde casa (solo para el 15% de los encuestados resultó complicado) o teletrabajar (11,2%).

Por todo ello, no sorprende que lo que más echamos de menos de los bares sea el encuentro con amigos y familiares, según afirma el 80,8% de los encuestados. Un dato que aumenta en el caso de los menores de 35 años (85,5%).

Este análisis se enmarca en la iniciativa de Ambar 'Todo lo bueno acaba en bar', una idea que desde 2020 busca impulsar la hostelería y subrayar la importancia de los bares como parte de nuestra vida y cultura, siendo mucho más que un lugar de encuentro y de disfrute gastronómico. El manifiesto busca ser un mensaje de apoyo a los bares "como grandes escenarios de algunos de los mejores momentos" de la vida.

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña