Horeca | Franquicias 'Dark kitchen', tendencia para salvar la restauración

Beer&Food, propietario de Tony Roma's y Gambrinus, abre en Salamanca y Logroño sus dos primeras dark kitchen franquiciadas.

Dark Kitchen, tendencia para salvar la restauración
Dark Kitchen, tendencia para salvar la restauración

El modelo de negocio de las denominadas dark kitchens o 'cocinas fantasma' está alcanzando un auge notable en el sector de la restauración, propiciado por la crisis derivada de la pandemia de coronavirus y el consiguiente crecimiento del delivery.

Es, sin duda, una oportunidad, por la que se decantan muchos franquiciados de este sector, que les permite esquivar las restricciones que ha traído la Covid-19 a nuestras ciudades. Como os recordábamos recientemente, este fenómeno está basado en la elaboración de alimentos exclusivamente para su venta online a domicilio.

Un ejemplo de ello lo conocimos a mediados del pasado mes de febrero, cuando el grupo Beer&Food, propietario de Tony Roma's y Gambrinus, entre otras marcas, presentaba su nueva División de Dark Kitchens & Virtual Brands. Pues bien, ahora, la compañía ha avanzado en esta línea con la apertura de sus dos primeras dark kitchens franquiciadas en España, situadas en Salamanca y Logroño. El objetivo de la firma pasa por finalizar 2021 con 10 dark kitchens franquiciadas en España.

En ambos casos, se trata de Dark Kitchens-Plus, uno de los nuevos modelos de negocio exclusivos para el canal delivery, que el grupo ha estado testando y desarrollando durante el último año, como consecuencia de la aceleración de la digitalización de la restauración organizada en España.

SOLO SERVICIO A DOMICLIO Y TAKE AWAY

Los nuevos restaurantes no están abiertos al público, por lo que operan exclusivamente a través del servicio a domicilio y take away, y están preparados para trabajar con hasta 8-10 marcas de todo el portfolio de Beer&Food. Destacan, según la compañía, por su "gran flexibilidad, rapidez y versatilidad, con inversiones, gastos de explotación, tiempos de construcción y costes de alquiler más competitivos que los modelos de restauración tradicionales".

La nueva Dark Kitchen-Plus en Salamanca está situada en la Avenida de Portugal, 80, en el centro de la capital. A partir de ahora, los salmantinos podrán disfrutar de recetas de marcas emblemáticas de la compañía, como las costillas de Tony Roma’s, las hamburguesas de Tommy Mel’s, o la gran variedad de comida mexicana de La Chelinda, así como de las pizzas y pastas artesanas de O Mamma Mía, que estarán disponibles a través de las plataformas de delivery de Glovo, Deliveroo, Just Eat y Uber Eats.

De este modo, Castilla y León se afianza como una de las comunidades "estratégicas" para la nueva división, donde el grupo suma su segunda dark kitchen, tras la apertura de su primer establecimiento en Valladolid en julio de 2020. Por su parte, la Dark Kitchen-Plus franquiciada de Logroño se sitúa en la avenida de Colón, 57 con idénticas características que la de Salamanca.

AHORRO DE GASTOS

Las dark kitchen se enfocan básicamente a restaurantes en funcionamiento que quieren ampliar clientela y necesitan establecer un punto de venta exclusivamente para el delivery, o bien nuevas marcas que deciden comenzar desde cero su expansión desde una cocina virtual, es decir, sin necesidad de abrir un restaurante físico. En ambos casos la opción es alquilar una dark kitchen, con el consiguiente ahorro en los gastos inmobiliarios y operativos.

Las cocinas que se ofrecen están diseñadas para el reparto a domicilio por lo que solo se requiere una pequeña superficie y un personal reducido para satisfacer la demanda de pedidos. Esto permite disminuir los gastos fijos, aumentando los márgenes de las ventas. Supone la mejor fórmula para los nuevos negocios que necesitan testear el mercado antes de asumir riesgos mayores.

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña